maquinaria pro  



 

Amoladoras de mano

amoladoras manualesEn un taller, o en una casa, son necesarias las máquinas de mano, como por ejemplo en este caso las amoladoras de mano, que son para trabajos más puntuales y pequeños en los que se necesitan cortes, gastados, o tallados específicos, pero en todos los casos las amoladoras de mano, deben ser muy bien elegidas, además de saber cómo manejarlas. En el mercado de la actualidad, existen muchas marcas que son líderes en cuanto a las amoladoras de mano. Pero hay que tener en cuenta algunos elementos básicos en cuanto a la compra, pero eso lo saben perfectamente los profesionales de la carpintería que conocen sus funciones perfectamente.

Las amoladoras de mano de buena marca, son las que tienen un completo servicio técnico cuando así lo necesitemos, para que si se rompen se les pueda agregar los repuestos, o bien dejarlas en los talleres de reparación de maquinaria de mano. Decimos y aclaramos puntualmente esto, porque existen en el mercado actual, máquinas de mano que son realmente descartables. Porque al mínimo uso se rompen para nunca más volver a funcionar. Estamos hablando de las máquinas que se venden en lugares no específicos para la venta de ellas. Es por eso que aunque el precio sea por demás tentador, no nos dejemos engañar y compremos solo las amoladoras de mano, en este caso de buena marca, porque estas son para siempre, porque si se rompen se las puede arreglar. Las amoladoras hacen mucho ruido cuando están desgastando las piezas del material que sean, sobre todo en los metales como el aluminio, tienen vibraciones, y son muy peligrosas, porque si no estamos acostumbrados a trabajar con ellas, se pueden zafar de las manos y caer encendidas, o practicarnos cortes en las manos.

Los aficionados al bricolaje las usan a diario, o en las carpinterías de madera y de aluminio, suelen haber unas cuantas de ellas, para todo el personal de la empresa, los que saben manipularlas, y tienen todos los recaudos para su funcionamiento. Lo cierto es que para comprar una amoladora de mano, hay que saber usarla antes que nada. En los últimos tiempos han crecido los accidentes causados por el mal uso de las amoladoras sean estas de mano o de banco, y en muchas oportunidades suelen ser muy graves, en cuanto pueden darse la amputación de dedos o cortes muy graves. Los ojos son otra de las partes del cuerpo en las que se deben de resguardar cuando estamos usando las amoladoras, ya que las virutas que largan podrían penetrar la córnea y lastimar nuestra vista. Se deben usar guantes especiales, gafas para proteger la vista, y mucha firmeza y experiencia en el uso adecuado de este tipo de maquinarias, eso se llama prevención y cuidados en el taller.

Existen además accesorios para estas máquinas, como los discos de corte y gastado, que deben ser de las medidas de las máquinas, es decir el diámetro, pero también es importante saber y conocer a ciencia cierta la velocidad de las mismas, para comprar los accesorios adecuados, porque cada máquina tiene un mínimo y un máximo de cortes en cuanto al diámetro, y nunca se deberá exigir a la máquina. Así, de esta sencilla manera, evitamos por una parte los accidentes, y por otra, que la máquina nos dure más tiempo, en mejores condiciones. Podemos comprar en las ferreterías industriales, en las tiendas especializadas, en los grandes mercados de la construcción, en la Web, y en todas ellas los catálogos son muchos, como son muchas las marcas de estas maquinas. En cuanto a los precios todo depende de la marca, y de la potencia de la amoladora de mano, que hemos de comprar. Las de mayor porte, tienen una carcasa de protección para evitar accidentes desde las empuñaduras, y si es de mano se la debe sujetar perfectamente con ambas, para lograr más firmeza. Y por último, se debe tener en cuenta la limpieza y la mantención de las mismas, así que después de ser usadas, se deberá limpiar los cabezales, y se deben de quitar las virutas para usarlas la próxima vez.