maquinaria pro  



 

Comprar una amoladora

adquirir una muela de trabajoAunque la compra de una amoladora es un proceso bastante simple, existen algunas cosas que tenemos que tener en cuenta a la hora de llevarlo a cabo. Uno de los primeros puntos que tenemos que ponderar es la compra de los discos. ¿Vamos a querer solamente la máquina o un set con máquina y diferentes discos? Lógicamente esta segunda opción resulta más costosa que la primera, sin embargo es verdad que la misma es una excelente opción para realizar trabajos de todo tipo. Lógicamente no todos los discos cortan todos los materiales, por lo cual será importante poder tener en cuenta que si compramos una máquina con un disco básico las tareas se restringirán. Para aquellos que tienen que llevar a cabo diferentes cortes con la amoladora, por lo general lo recomendable es invertir un poco más y comprar una amoladora con discos varios. En cambio quien sabe que utilizará la máquina para cortar metal exclusivamente probablemente pueda arreglársela con uno o dos discos estándar.

Uno de los puntos más importantes antes de realizar la compra de una amoladora será conocer el precio promedio de este producto. Sin embargo no tendremos que olvidarnos que los precios variarán de acuerdo a varios factores. No será lo mismo una amoladora liviana y con muchas velocidades que una tradicional con una sola forma de uso. La amoladora con muchas velocidades nos da una mayor precisión a la hora de realizar el corte o el pulido, debido a que nos permitir controlar la fuerza que se aplica sobre la superficie, ya sea metal, roca, etc. Aclaramos esto debido a que a la hora de comparar precios de amoladoras será importante hacerlo entre productos de características similares. Por ejemplo si comparamos una amoladora de 4 velocidades con una de una sola llegaremos probablemente a la conclusión de que la primera es más cara que la segunda, sin embargo esto es algo obvio, debido a que son dos productos diferentes siendo el primero más completo. Po esta razón no podemos decir que la primera amoladora es más cara que la segunda.

Para comenzar a explorar precios, como sugerimos anteriormente, una buena opción será recurrir a internet. Los precios se pueden consultar tanto en la página de los fabricantes y vendedores de amoladoras, así como también en las páginas de compraventa de productos. En estas últimas páginas tendremos la ventaja de tener diferentes marcas de productos todas agrupadas en un mismo sitio web, lo cual hace realmente fácil la comparación entre una marca y otra. Además junto al aviso con el precio encontraremos la ficha técnica donde se mostrarán todas las especificaciones acerca del modelo en cuestión, de manera de poder evacuar cualquier tipo de duda que tengamos. Para aquellos que están pensando en la posibilidad de comprar una amoladora con discos incluidos existen algunas cosas importantes a saber acerca de ellos.

Por lo general existen dos tipos de discos: aquellos para cortar piedra y aquellos para cortar metal. Los que sirven para cortar piedra (lajas, mármoles, etc) tienen la desventaja de gastarse más rápido que los otros, los cuales tienen una duración prolongada. Aparte de esto hay que saber además que existe un tercer tipo de discos llamados de diamante. Estos son similares a los de cortar piedra, sin embargo tienen incrustaciones de diamante en sus bordes, lo cual los hace realmente resistentes. Aunque los mismos tienen un costo más elevado que los dos tipos anteriores, estos tienen la gran ventaja de durar un largo tiempo, y de realizar cortes de enorme precisión. Con respecto al almacenamiento de los discos, la idea es que los mismos puedan ser guardados en estuches fabricados con este fin. Al terminar de utilizar la amoladora siempre será importante quitarlos de la misma de manera de prevenir que los mismos se rompan. En relación a la forma de suministro de energía existen amoladoras eléctricas, las cuales se conectan mediante a un cable a un tomacorrientes y amoladoras a batería.

Este segundo modelos nos da la posibilidad de tener una movilidad mucho mayor que el modelo anterior, debido a que con este tipo de amoladoras no dependemos de ningún cable. Esto nos permite trabajar en áreas realmente complicadas a las que puede ser difícil llegar de otro modo. Además las amoladoras a batería pueden seguir funcionando incluso ante un corte eléctrico. Este puede ser un problema en caso de trabajar con una amoladora tradicional conectada a la energía eléctrica. Sin embargo, mientras la electricidad funcione, tenemos la posibilidad de utilizarla sin interrupción. En cambio en el modelo de amoladora a batería tendremos que tener la precaución de tener una batería de repuesto cargada y siempre con nosotros de manera de evitar tener que interrumpir nuestra labor. Como vemos existen modelos de amoladoras de acuerdo a las necesidades de todos los clientes. Es importante tener en cuenta las condiciones en las que vamos a utilizar el producto antes de realizar cualquier tipo de inversión, por lo cual sugerimos a los clientes tomarse su tiempo para decidir.