maquinaria pro  



 

Soporte para amoladoras

tripodes para amoladorasPara realizar un trabajo óptimo con su amoladora, deberá tener en cuenta, ante todo, el uso del soporte para amoladora. Estos soportes para amiladoras son de radical importancia para una buena utilización de la herramienta. Tenemos para ofrecerle en nuestro catálogo la mayor variedad de soportes, de mayor y menor peso, como así también de diferentes tamaños, para que usted pueda realizar su elección acorde a las necesidades del trabajo a realizar. Nuestros precios son los mejores del mercado, y le brindaremos la mayor tecnología al costo más beneficioso para usted, junto a un asesoramiento preciso y profesional con la más amplia experiencia.

¿Cómo instalar un soporte para amoladora?

La colocación de un soporte no es compleja, pero deberá prestar especial atención en esta tarea, ya que de ello dependerá el buen uso de la herramienta y su funcionamiento general. Ante todo tenga en cuenta los hilos de rosca del eje de accionamiento de manera que al encenderse la muela abrasiva gire en la misma dirección que la dirección de apriete de la tuerca. Luego coloque todos los dispositivos de protección, gire el volante con la mano para asegurarse de que tiene la holgura necesaria antes de iniciar con la utilización de la amoladora. Asegúrese de que no hay nadie cerca de la amoladora, y manténgase alejado de la amoladora para la prueba inicial. Hágalo funcionar durante al menos un minuto. Si la rueda vibra excesivamente, deje de utilizar la amoladora inmediatamente y realice los ajustes necesarios de la herramienta y del soporte. Y le recomendamos que nunca haga ajustes mientras la máquina está funcionando.

¿Qué tipos de soportes existen?

Realmente resulta de una enorme importancia el apoyo que usted dará a la amoladora para utilizarla en los más diferentes trabajos. Se puede dar el uso de soportes para amoladoras angulares con husillo en combinación con un disco de lijado. La gama de productos abrasivos le demandará un papel de lija adecuado para cada tipo de lijadora. Si está trabajando con madera rústica, de madera pintada, barnizada o madera, cada superficie requiere su propia preparación antes de poder pintar con éxito, como así también un soporte adecuado. Los soportes para amoladoras pueden ser fijos y portátiles, los cuales suelen utilizarse para pulido, esmerilado o el desbarbado de las piezas de metal. Estas herramientas son muy requeridas y son de gran utilidad, pero también es posible que sea peligroso. El accidente más común es el estallido de la rueda causadas por exceso de velocidad, el uso de una muela dañada, el montaje incorrecto, un desgaste irregular o aplicando presión desigual o una ubicación demasiado alta de la rueda. Para eliminar estos riesgos, debemos entender las reglas básicas de funcionamiento de las amoladoras y sus soportes, y el propósito de nuestra información es brindarle los elementos principales para la correcta manipulación de amoladoras fijas y portátiles y los medios de protección correspondientes.

En el caso de una amoladora de banco, el soporte estará permanentemente fijado al piso, haciéndola más seguro. Si se trata de una producción en serie dentro de los marcos de una industria, la estación de trabajo debe tener una distancia mínima de medio metro entre máquinas, y así de esa manera las instalaciones o depósitos de materiales para los trabajadores serán seguros para hacer su trabajo. Tenga en cuenta también, para su tranquilidad, que los fabricantes de ruedas y molinos proporcionan información técnica necesaria para la selección y el uso del equipo. Sepa que las ruedas se seleccionan y utilizan dependiendo específicamente de la tarea en cuestión. Es peligroso usar una amoladora o soporte para amoladora de otros trabajos distintos de aquellos para los que ellos están diseñados. En relación a esto, la etiqueta de la rueda indica el tipo de material para lo que se pretende utilizar, y la velocidad máxima de la misma. En cuanto a la verificación de una rueda, debe comprobar el estado de la rueda, para lo cual debe realizar lo que comúnmente se denomina como una prueba de sonido.