maquinaria pro  



 

Tipos de cerramientos

tipos de cerramientosSe conoce como cerramiento a las paredes, mamparas, paneles, y otros materiales que forman una estructura y que se utilizan para delimitar un espacio, un cerramiento apunta a ciertas exigencias que requiere una construcción. De acuerdo a donde se realice el cerramiento, éste puede producirse tanto en interiores como en exteriores. Los tipos de cerramientos se podrían clasificar según la forma en horizontales, verticales, en curvos, con curvatura simple o doble.

Existen diferentes materiales para cerrar los espacios, generalmente, se usan aquellos que dejan pasar la luz, entre ellos hay traslucidos, trasparentes y opacos. Los cerramientos pueden ser fijos o móviles. Los cerramientos más compactos, son los que se realizan en hormigón, que cumplen una función estructural ya que lleva un armado de acero que forma una estructura y que sirve de para resistir los esfuerzos de flexión, el hormigón protege al acero recubriéndolo y evitando la formación de grietas. En un cerramiento, es importante la aislación térmica, ésta debe evitar en el verano, la entrada de calor y en el invierno, mantener el ambiente en un clima cálido. Como la mezcla de hormigón de base no es un aislante, se hace necesario adicionarle elementos que aíslen la construcción.

Cuando se realizan cerramientos al aire libre, se hace con el fin de proteger un espacio de habitual interés, de las inclemencias del clima, en este caso los cerramientos son la solución ideal para estar a resguardo de posibles cambios climáticos repentinos, como también de ruidos, o simplemente para lograr un ambiente más. Todos los cerramientos se componen en primer lugar de una estructura, que es la que sostendrá el material con que estará hecho el cerramiento, las estructuras podrían ser de madera o metálicas.

La estructura de madera es muy cálida y delicada en cuanto a la decoración, pero las estructuras metálicas aportan más solidez y resistencia, lo más indicado para una estructura metálica es el aluminio, por las características que posee, es liviano, es resistente a la corrosión, se puede pintar, y permite crear una gran variedad de diseños estructurales. Los cerramientos exteriores pueden hacerse en patios, jardines, balcones, terrazas, y otros. Los materiales que componen el cerramiento, generalmente son traslucidos debido a que es importante la entrada de luz a dichos ambientes. Estos cerramientos se pueden hacer de vidrio o de materiales plásticos como el policarbonato. Los techos suelen ser del mismo material, con placas fijas o móviles.