maquinariaPRO
 

Andamios móviles y fijos

Maquinariapro » Construccion » Andamios

 

El andamio es una especie de armazón, una construcción modular prefabricada, que está formada por la disposición de vigas o tablones de manera horizontal y sostenidas sobre puentes. Es decir, un andamio es una construcción en cuya constitución siempre van a intervenir pasarelas o plataformas. Estas, a su vez, deben ser sostenidas por maderas como ya hemos dicho o en algunos casos también por acero. El uso del andamio está muchas veces restringido al ambiente de la construcción, puesto que su utilidad es la de permitirle al obrero acceder a ciertos puntos del edificio donde normalmente no llegaría. El andamio le sirve como medio para llegar a zonas demasiado altas o engorrosas.

andamios-tiposEsta armazón – y con la misma función en mente –  también la utiliza la gente encargada de la limpieza de vidrios o quienes deben pintar fachadas o colocar carteles en peligrosas alturas. El andamio es el medio que tienen para llevar adelante su tarea y evitando riesgos mientras lo hacen. La altura a la que pueden llegar los andamios nunca es fija. Generalmente se cree que un andamio promedio alcanza un poco más de 30 metros. Sin embargo, hay andamios de construcción más compleja que logran superar esta medida y que intervienen en trabajos más dificultosos. A los andamios se los clasifica por su densidad y por su alcance. Respecto a su densidad hay solo dos tipos. Por un lado, nos encontramos con los andamios ligeros, empleados en trabajos de pintura, carpintería y restauración de fachadas. Por otro lado, están los andamios pesados, a los cuales se los emplea en construcciones industriales, a pesar de que su uso muchas veces esté restringido al de andamio de protección o de seguridad.

Andamios de construcción y sus medidas de precaución

A los andamios se los califican en tres grupos según otro parámetro, que es el del alcance (y también el de su ubicación). En primer lugar tenemos a aquellos de gran utilización, los que están instalados en el exterior y que permiten alcanzar grandes alturas. Sus características son similares a las de los andamios prefabricados sobre los cuales nos referiremos en una tercera instancia.

andamios-seguridadEn segundo lugar, tenemos a las plataformas suspendidas, que pueden ser operadas tanto manual como automáticamente. Estas plataformas de nivel generalmente fluctuante permite el cambio de altura mediante el accionar de un operario o de forma mecánica. Las mismas intervienen en uno de los usos que se las da a los andamios: el de la limpieza de cristales. Volvamos ahora al tercer caso, el de los andamios de trabajo prefabricados. Los mismos están colocados sobre el suelo y cuentan con una estructura provisional. Su función varía dependiendo de cada caso, puede ser un andamio de protección, un andamio de servicio y también un andamio de carga.

Su sistema es modular y está compuesto por un total de doce partes. Las mismas son: el husillo, el elemento de arranque, la plataforma, la diagonal, el rodapié, la escalera, la barandilla lateral, el barrote de protección, el barrote principal, dos marcos y una escalera. Asimismo, estos andamios tienen sus respectivas variedades según las cargas que pueden soportar en cada trabajo. Hay cargas que pueden ser repartidas en distintos sectores y otras cargas que deben ser concentradas en una misma zona. Esto si hablamos, por supuesto, de un andamio utilizado para el proceso de carga y descarga, porque el andamio puede cumplir más de una función, como ya hemos señalado.

Cuando se está utilizando un andamio ya sea en una obra de construcción o para la limpieza de vidrios, la caída al vacío desde distintos niveles es uno de los peligros que siempre se deben en tener en cuenta para ser prevenidos. Las caídas se pueden producir por factores varios, que van desde un escaso margen de ancho en la plataforma, pasando por un montaje-desmontaje incorrecto de las estructuras de la plataforma hasta la separación excesiva entre el andamio mismo y la fachada.

También se pueden generar desplomes de los andamios por distintos motivos, como puede ser por el hecho de sobrecargar la plataforma, por un incorrecto anclaje o amarre, por los efectos del clima o por el hundimiento de la tabla de apoyo. Para evitar todos estos peligros se pueden poner en práctica varias medidas de precaución.

Por ejemplo, hay que vigilar los elementos de apoyo continuamente, tarea que lleva a cabo el personal idóneo y conocedor de la estructura del andamio, lo que le permite detectar fallas en su construcción. También hay que considerar que las dimensiones de los andamios dependen directamente de la tarea para la cual se los va a utilizar. Asimismo, hay que señalizar partes de los andamios que no estén montadas y ubicar todos los sistemas anti-caidas o anti-desplome del armazón.