maquinariaPRO
 

Ventajas del uso de contenedores de plástico

Maquinariapro » Construccion » Contenedores de plastico

 

Antes de referirnos a los contenedores de plástico de manera particular, es preciso remarcar las cualidades propias del plástico, material muy popular por sus numerosas ventajas. Los contenedores de plástico están hechos de un material de carácter sintético que se obtiene gracias a una serie de fenómenos de polimerización o de multiplicación (de índole artificial) de los átomos del carbono en extensas cadenas moleculares.

Dichas cadenas, a su vez, están conformadas por compuestos orgánicos, que son derivados de sustancias naturales, como es el caso del petróleo. Como hemos mencionado, el plástico es ampliamente utilizado por los numerosos beneficios que provee. Entre las ventajas podemos mencionar que son muy fáciles en la instancia misma de trabajo, es decir, en cuanto a la manipulación o maleabilidad del material en sí. Por otro lado, se trata de un material que es posible reciclar de forma sencilla, lo cual lo pone por encima de otros que no son ni fáciles de reciclar ni biodegradables tampoco. Asimismo, los contenedores de plástico presentan una gran resistencia a todos los factores químicos y a la corrosión, al tiempo que pueden estar en la intemperie sin que por esta circunstancia se genere algún problema con el material y esto fue uno de los factores que favoreció a la fabricación de los contenedores de plástico. En cuanto a sus características más notorias, podemos mencionar su labor como aislantes, la cual es por partida doble.

contenedores-de-plastico-tiposEs decir, por un lado los contenedores de plástico son aislantes eléctricos y, por el otro, son aislantes térmicos, aunque respecto a esto último no todas las variedades de plástico pueden llegar a resistir temperaturas demasiado elevadas. Además de todo lo resaltado, este material tiene una muy baja densidad y resulta muy económico, lo cual explica su creciente popularidad en distintos ámbitos. En lo concerniente al embalaje, al plástico lo podemos ubicar dentro de la historia de los embalajes de carácter flexible o dentro de los contenedores de plástico, en especial por sus rasgos constitutivos. El desarrollo de todos los polímeros sintéticos se produjo gracias a un estudio que se realizó en la materia de los polímeros de índole natural, los cuales eran muy conocidos a principios de siglo.

En lo que respecta a los polímeros sintéticos, uno de los primeros en ser empleados fue el brillante acetato de celulosa, más conocido con el nombre de celuloide. Este tipo de material fue muy importante porque fue uno de los primeros plásticos en ser altamente moderables en el mercado y cuya constitución consistía en un compuesto de nitrato de celulosa con alcanfor, que en la actualidad sigue siendo utilizado. Continuando en esta línea, y a pesar de su gran auge y común uso en la actualidad, el aluminio puro fue por mucho tiempo considerado como un material precioso. Un ejemplo de esto fue lo que ocurrió en el siglo XIX, cuando la corona del rey de Dinamarca fue realizada en este material. Es decir, que la evolución de los materiales propios del embalaje flexible ha ido desarrollándose sin pausa, y la evolución del plástico no ha sido la excepción.

contenedores-de-plastico-reciclajeContenedores de plástico y el reciclaje

Si tenemos que hacer alusión a las características del proceso de contención, es posible mencionar una serie de pasos que hay que tener en cuenta para que la colocación de un determinado producto en los contenedores de plástico. Esta acción se debe llevar a cabo con el mayor resguardo posible, sobre todo si se tiene en cuenta el traslado del container. Uno de los pasos u obligaciones está relacionado con el envase del transporte. Es decir, los fabricantes tendrán que admitir la devolución o bien dar un contenedor de plástico nuevo o reciclado.
Por otro lado, los distribuidores tendrán que aceptar la devolución de los mismos a la hora de la venta final al consumidor. Éste, a su vez, deberá escuchar todas las facilidades de los contenedores de plástico, con lo cual es muy importante que el container en sí asegure la separación de los materiales, ya sea de plástico o no. Asimismo, y como parte de los cuidados del medio ambiente, se le tendrá que poder dar un nuevo uso al recipiente, o sea, reciclarlo si es necesario. De esta forma resulta evidente que la responsabilidad del embalaje no debe serle ajena ni al productor, ni al importador ni tampoco a la persona que esté encargada de la primera puesta en el mercado de todos los productos.

Recordemos, además, que el plástico es un material que contribuye al reciclaje (a diferencia de muchos otros), con lo cual su reutilización es totalmente común y es por eso que la mayoría de los contenedores de plástico son reciclados. A pesar de que existen más de cien clases de este material, se destacan solo seis como los comunes y se los califica siempre con un número especial dentro de la figura de un triángulo, justamente para facilitar la clasificación para el momento mismo del reciclado, ya que las características de cada uno de ellos es bien diferente al otro. Algunos de los tipos son: el polietileno, el cloruro de polivinilo y el polipropileno.