maquinariaPRO
 

Instalación de falsos techos

Maquinariapro » Construccion » Falsos techos

 

A los falsos techos también se los denomina placas de techo, en relación a su función, que es la de colocarse de manera constructiva a cierta distancia del techo mismo o del forjado u elemento estructural.

Se lo conoce también con el nombre de placa justamente por la forma en la que se presentan. Los falsos techos se construyen mediante piezas o elementos en estado de prefabricación y por medio de la escayola, mezcla que hace posible la realización de estas placas. Dicha escayola lo que hace es combinar yeso común con yeso espático. Posteriormente se procede al amasado con agua de cola, de donde surge la escayola. Cabe mencionarse, además, que la misma presenta mayor fineza y pureza que el yeso habitual. Volviendo a la constitución de los falsos techos, hay que resaltar que sus piezas de escayola se deben poner superpuestas al forjado y que tienen que estar soportadas por unidades metálicas o bien elementos que sean de caña o de estopa. En cuanto al espacio comprendido, éste es continuo y deja lugar para que se realicen cualquier tipo de instalación. Las placas que se colocan pueden ser de dos tipos: hay placas lisas y placas de una clase contramolde.

Una de las ventajas de los falsos techos es que mejora la calidad de la construcción en aspectos tanto térmicos como acústicos y, como mencionamos anteriormente, también permite que se incorporen puntos destinados a las instalaciones eléctricas, que a su vez van desde la iluminación hasta la climatización que posibilita que dentro de la construcción la temperatura sea adecuada y así garantiza comodidad en la vivienda.

falsos-techos-estructurasTipos de falsos techos

Los falsos techos presentan también una variedad según si se trata de techos continuos (conocidos con el nombre de cielo raso) o techos modulares, también llamados desmontables.

Cada uno de ellos está construido por distintos materiales y adoptan distintas capacidades de sustentación. Por lo tanto, no compartirán la misma prestación en el aislamiento acústico o en el térmico y presentarán disímiles formas estéticas, necesidades de limpieza y recaudos para sus correspondientes mantenimientos. En el caso de los falsos techos continuos, estos son los que generalmente están realizados en escayola, aunque también pueden construirse en placas en yeso laminado. Acerca de su instalación, debemos mencionar que sus placas son de distintos espesores y que las mismas se instalan sobre una estructura formada por montantes. La unión entre las placas de los falsos techos continuos se realiza con cinta y pastas, dando lugar al proceso posterior: la aplicación de pinturas sobre las mismas. En lo que respecta a los tipos, dentro de este grupo se encuentran los falsos techos continuos semidirectos y los falsos techos continuos suspendidos. El sistema de sustentación que requieren es el llamado ad-hoc.

falsos-techos-tipos

Falsos techos

Los falsos techos modulares son mucho más variados. Para empezar, los materiales en los que pueden fabricarse son de variada índole. Entre ellos encontramos a la fibra, la viruta de la madera, el metal e incluso el yeso laminado o, en última instancia, la escayola. En lo que respecta a sus tipos, hay también una amplia gama. Podemos acceder a los denominados Wet-Felt, que son falsos techos modulares de gran dureza, compuestos por celulosa y aglomerantes varios. También hay otro modelo, el Soft-Ceiling, correspondiente a los falsos techos modulares blandos, formado a partir de lana mineral con acabados que varían según el estilo que se requiera para la vivienda. Pero no solo existen estas dos clases bien diferentes, también los hay lisos con algunas perforaciones, otros que presentan una textura más rugosa, aquellos que tienen una lámina vinílica y aquellos que vienen sin dicha lámina. La forma de sustentación de los falsos techos modulares son muchas. Nos podemos encontrar con tres tipos de perfiles: visto, semivisto y enteramente oculto. Este tipo de sustentación se relaciona más con el Wet-Felt y el Soft-Ceiling. Para el resto de los casos, la sustentación puede ser la perfilería, los montantes y las maestras. En cuanto a la forma de sustentación de perfil visto, las placas que componen el falso techo deben ser colocadas con un perfil de 15 a 23 Mm. a la vista. La suspensión tiene que fijarse al forjado o a la estructura general. Aquella sustentación de perfil realizada de forma oculta debe instalar su perfilería galvanizada oculta, pero además empleando un perfil primario y un perfil secundario encubierto en los encajes laterales del falso techo, que son los encargados de formar los distintos módulos. En este caso, la suspensión también se fija al forjado o a la estructura general.