maquinariaPRO
 

Características de los techos de madera

Maquinariapro » Construccion » Techos de madera

 

Antes de proceder a describir las características del techo de madera, es importante mencionar que se designa con el nombre de “techo” a todo espacio superior que cubre o protege una determinada superficie. Es decir, que la función del techo es no solo la de ocultar otros elementos del hogar sino también otorgarle un determinado estilo según el material con el que se esté trabajando o la variedad en la construcción del techo (a dos aguas, a tres aguas, con una sola vertiente, etc.). Entre los diversos materiales elegidos para la construcción del techo hay dos elecciones prototípicas: el yeso y la madera, aunque también podemos agregar a la lista el uso del cemento. En el primer caso, son techos de gran continuidad, una de las diferencias notables respecto al techo de madera, sobre el cual procederemos a describir ahora. El techo de madera se diferencia de otros materiales en su continuidad e incluso en un tema clave como es el de la humedad. En cuanto a esto último, los techos de madera no son para nada húmedos y además de esto presentan una rigidez ausente en el caso del yeso, por ejemplo. Esto contribuye a que al techo de madera se le sume una estabilidad, que en la mayoría de las situaciones se la aprovecha sobremanera. O sea, es posible efectuar la colocación de lámparas de techo y también difusores.

techos-de-madera-estructuraAntes de colocar un techo de madera, es imprescindible la ubicación de los ristreles, que son listones gruesos – también de madera – donde se pondrán, a su vez, las correspondientes planchas de madera con las que será cubierta la superficie. Generalmente, por una cuestión comercial, se venden placas de madera cuadradas, que serán unidas a los ristreles mediante el empleo de clavos y tornillos; aunque también se recomienda utilizar el mismo pegamento usado por los carpinteros, con el propósito de que la unión entre las planchas de madera sea óptima.

Ventajas de la construcción de techos de madera

Como mencionamos anteriormente, la madera es un material que cuenta con numerosas ventajas. Una de ellas es la belleza del material y, como ya se ha tratado, su fuerte consistencia y resistencia. Ambos rasgos son decisivos en cuanto a la elección de un material para el techo; y es por eso que la mayor parte de la gente se vuelca por los techos de madera. Veamos a continuación otras de las ventajas que hacen de la madera un material que corre ventaja respecto a otros, especialmente los artificiales. La estabilidad de la madera proviene de la utilización que le dan las plantas: su fin es esencialmente estructural. El duramen sale de la parte central del tronco – que además es la más antigua del árbol en su totalidad –, donde radican todas las células muertas, de nula función; de allí se obtiene el tono oscuro y de ahí que la madera gane entereza.

techos-de-madera-caracteristicasPor ello se utiliza más el duramen que la albura (si nos referimos a la estructura de la madera, a sus partes), ya que ésta última se corresponde más a la etapa joven del árbol, razón por la cual presenta una menor resistencia y un color opuesto al caso del duramen, es decir, mucho más claro, más que nada porque en la albura la sabia continua con su recorrido, mientras que en el caso del duramen ya no circula en absoluto. Por estas razones, la madera generalmente va a estar dividida en dos grupos. De un lado, tenemos a la madera blanda, cuyos anillos (adjetivados de “crecimiento” porque nos indican diferentes cosas según la etapa por la que esté atravesando el árbol) están separados y la variedad de colores de la madera es mayor. Del otro lado, se encuentra la madera “dura”, la elegida para la construcción de los techos de madera justamente por su gran resistencia. En este caso, los anillos siempre se muestran muy juntos. La madera también es, desde luego, un material que siempre ha sido de gran abundancia. Por eso es que se la utiliza constantemente para distintos objetivos. Los artistas, por ejemplos, tallan y trabajan la madera para perseguir un fin artístico. El carpintero también se encarga del tallado y el pulido, pero desde un punto de vista práctico. Recordemos que la madera es uno de los materiales de construcción por excelencia, fundamentalmente debido a esa combinación de abundancia y resistencia. Y a pesar de que después del desarrollo industrial las funciones de la madera pasaron a ser desempañadas por otros materiales (como el caso del plástico y también del metal), su practicidad sigue siendo muy requerida.