maquinariaPRO
 

Techos

Maquinariapro » Construccion » Techos

 

Características de los techos

El techo es una parte o superficie superior que funciona como protector, que cubre una determinada habitación o domicilio, cerrándola enteramente. Se trata de un elemento de protección, de cubrición, cuya función es la de tapar un determinado espacio o bien resguardarlo de todo aquello que se suscite en el exterior.

La función excluyente de un techo es la de proteger al individuo y su correspondiente inmueble de todos las implicancias que generan las condiciones atmosféricas. Entre los máximos beneficios de los techos se encuentra su impermeabilidad, o sea, su capacidad para prohibir la entrada del agua. El techo es, en esencia, una cubierta, tanto superior como interior. Cuando dicha cubierta es alta, entonces estamos hablando ya de una techumbre. Esto se corresponde a cuando hay más de un elemento componente de dicho techo. La techumbre engloba un conjunto de piezas que constituyen el techo de un edificio. La techumbre vendría a estar compuesta por la estructura y todos los dispositivos que le dan el cierre a los techos. También se la denomina armazón, justamente por su labor de sostén tanto de su propio peso como del peso del techo y la cubierta, siempre susceptibles a fuertes vientos o cualquier otro fenómeno climático

construccion-techosConstrucción de techos

Ya hemos visto que los techos son sinónimos de cubiertas. A la hora de construir los cubiertas – éstas se relacionan con la idea de conjunto de elementos que se ciñe a la estructura general – hay que tener en cuenta dos cosas fundamentales: el sistema de amarre (asegurar la unión de algo mediante el empleo de cuerdas) y el material con el que se quiere construir la cubierta en sí, que por supuesto debe presentar una enorme resistencia a cualquier amenaza exterior. Ahora veamos la composición de las mismas. Éstas se forman a raíz de la unión de distintos planos, a los que se conocen como faldones. Estos faldones, a su vez, son divididos por limas, suerte de puntos o aristas que separan a los planos de diferentes maneras y de ahí que existan distintas subdivisiones. Si una lima funciona como una fuerza centrípeta, o sea, si su movimiento se produce hacia el centro, se las denomina limahoyas. Si el movimiento se produce, en cambio, centrífugamente, hacia afuera, las limas reciben el nombre de limatesas. Hay una tercera denominación para las aristas separadoras de planos llamada limas de quiebro.

techos-estructurasEstas limas son aquellas que se encuentran entre paños y que además no tienen una inclinación específica como los casos mencionados anteriormente, sino que varían en la tendencia que manifiestan. Además de esto, y como los techos operan como unas cumbres protectoras, hay una lima que remata la construcción, ubicada en la parte superior, operando como coronación. A la misma se la denomina cumbrera o caballete. En definitiva, todas estas limas pertenecen a una categoría mayor, que es la de los anexos que completan la construcción del techo.

De este grupo también forman parte las claraboyas y las esquineras. El techo generalmente va a definir el tipo de construcción general a la que pertenece, de ahí a que existan distintas variantes. Por ejemplo, los materiales que se emplean pueden ser de diferentas clases: zinc, barro, fibra sintética, madera, vidrio e incluso plástico. Por supuesto que también va a ser diferente la forma en la que se decida emplear o construir el techo. En este sentido, hay dos posturas claramente definidas. Hay techos planos, que presentan una superficie lisa y sin relieve. Y también está la opción de emplear los techos inclinados.techos-materiales

Tipos de techo

A la hora de optar por una determinada clase de techo, los hay de varios tipos. Por un lado están los techos “a dos aguas”, “a tres aguas” e incluso “a cuatro aguas” y techos con una sola pendiente, es decir, aquellos que cuentan con un solo sitio o vertiente por donde puede correr el agua. Todas estas posibilidades conforman las pendientes de los techos, es decir, las inclinaciones con las que éstos se construyen para que el agua pueda ser expulsada de la forma más práctica posible. Debido a que el techo es una superficie que en lo alto le da un cierre a una habitación o termina por cubrir un espacio, este término se emplea también para denominar toda instancia máxima a la que se puede llegar en cualquier asunto de índole emocional o bien comercial, justamente porque los techos son sinónimos de punto más álgido al que se puede arribar.