maquinariaPRO
 

Volquetes

Maquinariapro » Construccion » Volquetes

 

Características de los volquetes

Etimológicamente, el término ‘volquete’ proviene del verbo ‘volcar’, por lo que estaríamos ante un sustantivo del tipo deverbal. Según el DRAE, volquete es el carro utilizado “en las obras de explanación” (sic), derribos, etcétera, o sea, en las demoliciones, y está conformado por un cajón de dimensiones variables, según la necesidad, que se puede vaciar haciéndolo girar sobre su eje, al quitar del volquete, el pasador de seguridad que lo sujeta alrededor de todo su contorno, a las varillas que se le adhieren.

Así partimos que desde un volquete, con una funcionalidad aparentemente de índole sanitaria, podemos llegar incluso a que, los volquetes conforman sólo un elemento más, por ejemplo, de una serie de medidas de seguridad atinentes a resguardar no sólo la salud y la ecología, sino también la posibilidad de producirse accidentes en estas obras en construcción de derribo o cualquier otro suceso que definiera el uso del volquete como necesario para redistribuir materiales o deshechos.

volquetesPor otra parte, también el uso de volquetes se extiende a aquellas tareas que, en vistas de ordenamientos particulares u oficiales, necesitaran del ordenamiento de distintos elementos a los que seguramente, se les dará en el volquete un lugar provisorio o transitorio.

Volquetes de construcción y obra pública

volquetes-construccionSin lugar a dudas, es la obra en construcción la que dio al volquete su entidad primigenia: el volquete, sin duda es parte de un circuito de herramientas y elementos que coinciden en resguardar, como dijimos anteriormente, la seguridad en el trabajo, eliminando o reduciendo cualquier peligro en la labor.

El volquete provee de un receptáculo que despeja la obra, sea cual fuere la índole de ésta, de todo elemento no deseable.Es el volquete un complemento indispensable en el devenir de cualquier obra en construcción. Una vez completada su capacidad, un vehículo especial, a modo de grúa o camión grúa, lo levanta utilizando un dispositivo eléctrico, y lo asienta sobre una base, que generalmente, se encuentra en la caja trasera del vehículo, dejando elevado un palmo el lado superior del volquete respecto del lado más próximo al conductor para evitar así, que el volquete produzca con su peso una descompensación en su traslado y originar un accidente. Una vez asentado, el volquete se afirma a través de varillas de alta complejidad, con un símil cinturón de seguridad que rodea al volquete, y el correspondiente dispositivo de sujeción a la base del camión o grúa. Asimismo el camión grúa debe registrar determinadas pautas de seguridad que permitan hacer del traslado del volquete, una gestión óptima (luces extras, espejos bien ubicados, bocina estridente).

volquetes-tipos

Volquetes comunitarios

Más allá del deshecho en sí, está el desprenderse de aquello que no sirve, y allí, el volquete también es llamado a funciones: es sabido que en EEUU la gente suele mudarse con frecuencia, con la misma frecuencia con que cambian de mobiliario y enseres. Es por eso que a estos efectos, enormes volquetes son provistos por los municipios a fin de que los particulares dejen allí lo que no llevarán en su mudanza. Y son esos volquetes, depositarios entonces de elementos que van desde electrodomésticos, pequeños o grandes, funcionen o no (sean televisores, lavarropas, etcétera) hasta ropa, zapatos, libros y todo tipo de elemento no dispuesto a ser acarreado.
Desde lo mas imaginable hasta lo más extraño, desde lo más inútil hasta lo más apreciado, puede ser hallado en un volquete de un barrio cualquiera en los Estados Unidos de América. Esta práctica, se extiende también en países de la Unión Europea, aunque no tan vistosa y exuberantemente como el uso dado al volquete en los Estados Unidos, pero es dable encontrar en esos volquetes todo tipo de elemento que no se quiera llevar consigo en una mudanza.

En Argentina, es de recientísima factura el uso del volquete a estos fines, tal vez por su costo o el origen de su fabricación (después del break out del 2001 dejaron de fabricarse y el costo de su alquiler tuvo una suba muy importante), pero es en estos fines de año 2006 que, desde el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, se impulsa a utilizar nuevamente el volquete como receptáculo de la basura ciudadana, en una forma de preservar la higiene de la ciudad, pues no está expuesta así, la bolsa de cada hogar con el contenido de deshechos, a la posible rotura de individuos aburridos en las noches, roedores, caninos; y claro, también a aquellos quienes  han hecho en los últimos de revisar la basura, su único trabajo, y entonces, será ahora en el volquete donde podrán desparramar el contenido de las bolsas para su mejor visualización. En años anteriores al 2001, se habían dispuesto ya en la ciudad de Buenos Aires, unos volquetes especiales con el fin de separar las distintas calidades de basura: vidrios, elementos metálicos, y basura orgánica. El volquete entonces, tiene un sentido de instrumento ecológico.