maquinaria pro  



 

Tipos de plataformas elevadoras

tipos de plataformas elevadorasLas plataformas elevadoras son elementos realmente útiles en la construcción que sirven para transportar personal a alturas y lugares específicos donde de otro modo no podrían llegar. Las mismas se suelen utilizar tanto en la construcción de edificios residenciales como de shoppings u otras estructuras comerciales de gran porte. Existen diferentes tipos de plataformas elevadoras, vienen en diferentes tamaños y se pueden tanto alquilar como comprar. Por lo general, debido a que cada proyecto arquitectónico tiene sus especificidades las empresas de la construcción alquilan las grúas de acuerdo a sus necesidades en el momento. A continuación veremos con un poco más de profundidad los tipos de plataformas elevadoras que podemos llegar a encontrar en el mercado. Por un lado tenemos que distinguir entre las plataformas que se trasladan solas de un lado a otro (con ruedas) de aquellas que tienen que ser arrastradas con la ayuda de un vehículo.

Por lo general las primeras son ideales si se trabajará en un lugar donde el acceso de los vehículos es complicado. Realmente el hecho de tener que tener un vehículo todo el tiempo disponible solo con el propósito de trasladar la plataforma elevadora puede ser un poco exagerado. Además en el segundo caso necesitaremos de los elementos adecuados para realizar el traslado. Una de las variaciones más utilizadas de plataformas elevadoras es la de las plataformas tipo tijera. Estas son realmente fáciles de utilizar debido a que se elevan de manera vertical y se pueden graduar de acuerdo a las necesidades que tengamos. Más allá de esto este tipo de grúa resulta realmente estable, debido a que con la ayuda de sus cuatro patas hidráulicas se pueden nivelar aún en un terreno poco llano. Es importante aclarar sin embargo que no todos los modelos de grúa tijera llevan incorporadas este tipo de patas, por lo que será importante comprarlas aparte en caso de saber que vamos a trabajar en terrenos inestables.

Antes de poner la grúa tijera en funcionamiento en la obra en sí, también será importante poder determinar la altura máxima a la cual la misma puede llegar de manera de no tener sorpresas cuando ya hemos comenzado construcción. Si bien en las especificaciones la altura máxima de la grúa tiene que aparecer indicada, muchas veces en la práctica existen algunas diferencias, aunque las mismas sean mínimas. Por esta razón habrá que veer exactamente cómo funciona el aparato en la práctica. Una de las principales ventajas de este elevador es que el mismo tiene el suficiente espacio en la plataforma como para poder transportar materiales de manera cómoda y a su vez poder trabajar con espacio y seguridad en la misma. Esto se debe a que la grúa tiene una barandilla contenedora que evita cualquier tipo de accidente posible. A su vez los mandos se encuentran en el lugar donde está el operario, por lo cual él mismo podrá controlar la plataforma desde arriba de la misma sin la necesidad de depender de ninguna persona en tierra para que realice esta tarea. Pasando a otro modelo de plataforma, podemos mencionar la articulada como una realmente frecuente. La misma sirve tanto para trabajar en lugares normales como para llegar a lugares de difícil acceso. Esta plataforma se desplaza de manera vertical y hacia los lados con el fin de facilitar el trabajo del operario. Así como la plataforma que mencionamos anteriormente estas funcionan con ruedas y también tiene la opción de incorporar un sistema hidráulico de cuatro patas de nivelación con el fin de poder utilizar la plataforma en un lugar con desnivel.

Esta plataforma se maneja desde una cesta que tiene una barandilla de seguridad con el fin de ofrecerles seguridad a los operarios. Así como al anterior, el hecho de que la misma se maneja desde la cesta y el operario tampoco necesita depender de otro en tierra para su utilización. Por último hablaremos de las plataformas telescópicas. Las mismas son similares a las articuladas, sin embargo el hecho que la diferencia es que las mismas tienen una movilidad menor. Estas plataformas pueden alcanzar una altura realmente impactante, debido a que la cesta en la que trabaja el operario tiene un brazo que se va alargando dentro de otro brazo que es el tronco principal de la grúa. Así como las anteriores estas pueden funcionar con ruedas o brazos hidráulicos. Las mismas pueden ir en varias direcciones, por lo que su manejo resulta sencillo. Como vemos existen plataformas de acuerdo a las diferentes necesidades que se puedan presentar en la construcción. Lo más importante es que elijamos la plataforma que elijamos la misma esté confeccionada siguiendo los estándares de seguridad. La utilización de plataforma es una tarea riesgosa, por lo cual necesitamos garantizarnos la calidad de la maquinaria que utilizamos, debido a que al realizar nuestra tarea estaremos poniendo en riesgo la vida de nuestros operarios.