maquinaria pro  



 

Estructuras y tipos de tarimas

estructuras y tipos de tarimasSi te encuentras en la búsqueda de información adecuada que te pueda ayudar a comprender un poco mejor acerca de los tipos de tarimas, puedes tener en cuenta lo siguiente. En este caso particular, debemos comenzar acotando que si hablamos de tarimas, debemos saber que se trata de una forma de suelo constituido de manera sistemática gracias a la posición establecida por su componente principal y que generalmente se utiliza como pavimento en diversos fines. Precisamente, los tipos de tarimas pueden abarcar diferentes estilos o modelos, entre otras características específicas de las diferentes maderas para confeccionar los entarimados justamente.

Asimismo, dentro de la gama de posibilidades de tarimas podemos encontrar diversos materiales con los cuales se confeccionan, más allá de que su principal componente sea la madera, con lo cual es posible obtener una amplia multiplicidad de aplicaciones que se suelen adaptar perfectamente con la decoración del ambiente en donde se coloquen dichas tarimas. Lógicamente, debido a las propiedades del material puedes considerar también varias anchuras y maneras de colocación de acuerdo a los distintos fines para los que se utilicen específicamente. De hecho, existen varios tipos de tarimas según todo lo mencionado anteriormente y los podemos precisar de la siguiente manera, ya que por un lado, tenemos un tipo de tarima maciza o de contextura sólida, la cual se cataloga como de las más utilizadas y clásicas, pues la misma dispone de una cantidad determinada de tablas de madera maciza comúnmente llamadas láminas, componiéndose de una anchura no mayor a los 25 centímetros y con una prolongación que puede llegar a los 220cm. Este tipo de tarimas es muy favorable para colocar en ambientes o lugares donde se aprecia bastante el tránsito de personas, pues poseen una resistencia excelente con respecto al peso y es capaz de amortiguar muy bien las pisadas y es por eso que se recomiendan para instalar en comercios, así como también en muchos hogares e inclusive en espacios donde se practican deportes.

Por otro lado, tenemos las tarimas enchapadas, pues en este caso se trata de un tipo madera muy fina obtenida del bambú, debido a que las tablas utilizadas por lo general no superan los 5 milímetros, incluso las mismas se colocan de una manera especial, puesto que se usa cola o adhesivo sintético que da como resultado una constitución de tarima bastante ligera y sobre todo de mala calidad y, por supuesto, no es recomendable para suelo de mucho tránsito y requiere de bastante cuidado. Otra de las opciones en tipos de tarimas es la colocación flotante, que en este caso son comúnmente llamadas de ese modo debido a que se pueden utilizar maderas macizas o sintéticas que no necesariamente deben clavarse o pegarse al piso, sino que se adhieren perfectamente unas tablas con otras al suelo debido a su sistema de ensamblado, y por lo cual no se desprenden unas de otras con facilidad.

Además, se considera una opción muy recomendable para instalar en el hogar como en comercios gracias a sus excelentes propiedades aislantes en cuanto a temperatura y sonido. Y por último, debemos tener en cuenta al parquet, ya que este tipo de tarimas es de los más recurrentes al igual que el piso flotante, puesto que su colocación es muy sencilla porque sus tablas van acomodadas una tras otra adaptándose perfectamente y son apropiadas para todo tipo de habitaciones, jardines e incluso canchas de baloncesto. Otra característica favorable que podemos apreciar es que, las tablas utilizadas para dicha colocación se pueden conseguir en distintos grosores y medidas para poder ubicarse de acuerdo a las necesidades de cada usuario y precisamente son altamente resistentes. Sin embargo, es una alternativa muy costosa a diferencia de los demás tipos de tarimas. De todos modos, es conveniente que decidirte por una opción según el uso que le vas a dar siempre incluyendo los aspectos de durabilidad y firmeza especialmente.