maquinaria pro  



 

Tarimas para terrazas

plataformas para balcones y terrazasEl uso de tarimas en el hogar se ha tornado cada vez más de moda ya que decora cualquier tipo de ambiente y es apto no solamente para interiores sino que también para exteriores. En general, el material con el que están confeccionados es madera o materiales similares a la misma. Si se trata de tarimas que colocaremos afuera de nuestro hogar como las tarimas para terrazas, debemos decir que la madera debe ser dura y fuerte ya que debe soportar las inclemencias del clima, los duros inviernos, granizos, lluvias, los fuertes calores, etcétera. Si optamos por una madera de poca calidad no apta para exteriores, ciertamente más económica que otro tipo de maderas más fuerte, lo más probable es que al poco tiempo comiencen a averiarse y luego se arruinen. La idea es que instalemos una tarima con madera de calidad tal como algarrobo, anchico, curupay, incienso y también en otras oportunidades podemos ver en las tarimas para terrazas la madera de pino tratado con productos específicos que soportan la intemperie.

Asímismo, no son muchas las empresas que trabajan en la especialidad del tratamiento del pino si no que es una tarea que demanda bastante tiempo de estacionamiento. Es por eso que la mayoría de las empresas constructoras, carpinterías y gente especializada en maderas tiende a colocar en las tarimas para terrazas, maderas que por su naturaleza no necesitan de ningún tratamiento extra aunque, cuesten más caras pero no se doblan, no se tuercen, no hay ningún cambio físico en ellas, durante largo tiempo. Las tarimas para terrazas requieren de un tratamiento especial como máximo cada un año en el que se le aplican productos que funcionan como protectores de la superficie para que las lluvias, granizos o rayos penetrantes del sol no arruinen el acabado de la madera. Una vez que el producto fue aplicado, lo mejor será darle una o dos manos de barniz para que el producto se fije.

Si bien cuando optamos por maderas resistentes para exteriores, no se suele tener ningún problema, la pintura o barniz comienza a desgastarse pero nada que no pueda solucionarse con una o dos manos de barniz. Debemos dejar secar el sector y no pisarlo por un tiempo determinado, por lo menos tres o cuatro horas hasta que seque bien. Uno de los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta es el tamaño del sector que destinaremos a la instalación de tarimas para terrazas, ya que esto es lo que determinará qué cantidad de maderas compraremos, si largo y ancho. Por eso es que lo mejor será tomar las medidas con un metro del sector que será cubierto por una tarima. Una vez que contemos con el diámetro exacto podremos proceder a realizar la compra de las maderas y todos los materiales que necesitaremos para llevar a cabo la instalación de las mismas. En términos generales, los comerciantes de maderas saben y conocen a la perfección gracias a su experiencia, qué cantidad de maderas usar para las medidas que se han tomado.

En base a ello podremos comprar la cantidad exacta, sin más ni menos. Será necesario que contemos con un carpintero que se encargue de dicha instalación con todos los elementos que necesita para hacerlo, en este caso, tornillos y clavos. La cantidad de tornillos y clavos estará determinada según la cantidad de maderas que hayamos comprado, aunque en este caso siempre es necesario comprar demás, por si se pierden, rompen o tuercen. Otro de los aspectos que debemos tener en cuenta, en relación a las tarimas para terrazas es la baranda que instalaremos, ya que es esencial y más que nada cuando se trata de terrazas en altura. Debemos pensar en un modelo de baranda que además de ser estético también sea funcional y seguro para el uso en nuestro hogar. La medida de altura debe ser considerable y lo mejor será colocar a modo de cruz dos maderas que crucen y así en cada uno de los sectores, para evitar que los niños o personas de pequeña altura puedan caer.