maquinaria pro  



 

Fresadora horizontal

maquina labradora de madera, metal y plastico apaisadaHoy en día, en campo de trabajo es muy eficiente gracias a las herramientas que se utilizan y están preparadas especialmente para tareas complejas como es el caso de la fresadora de tipo horizontal. Precisamente, una fresadora horizontal es una máquina adecuada para llevar a cabo distintos trabajos especiales que el hombre necesita. Por ende, es imprescindible conocer más acertadamente acerca de su utilización, sus componentes, los materiales que son aptos para su empleo y una serie de medidas para seguridad del operario y resguardar la integridad del equipo de operación. En primer lugar, debes tener en cuenta que una máquina de este estilo se puede utilizar para una amplia gama de aplicaciones tales que permiten concretar varios proyectos, como por ejemplo, para la elaboración de superficies planas, confección de formas, variedad de perfiles, ruedas dentadas, ranurados, arreglos de asientos, distintos cortes, etcétera.

La fresadora horizontal puede ejecutar su procedimiento de trabajo gracias a que se compone de un eje porta fresa ubicado en sentido horizontal. En el cual se acoplan un par de fresas en forma cilíndrica que se encargan de llevar a cabo las operaciones. Dicho eje dispone de un soporte exterior, para poder regular el mecanismo, complementado al cabezal. También, una fresadora horizontal se encuentra compuesta de una mesa principal como base de bancada fija, sobre la cual se traslada un carro de gran longitud mediante un mecanismo especialmente diseñado, y en donde se presentan dos movimientos automáticos básicos, que se hacen en sentido transversal como longitudinal. Además, uno de los elementos principales con que se compone una fresadora horizontal es el motor, incluso para que todo funcione en buenas condiciones éste debe actuar de manera eficiente. Pues el procedimiento en concreto que realiza da inicio en la conversión de su energía mecánica que por consiguiente se traslada a una base de velocidades que al mismo tiempo hace funcionar a las tuercas de movimiento a través de engranajes y grampas que, por último, llega hasta la fresa efectuando un resultado acorde a la aplicación requerida.

De todos modos, podemos decir que este tipo de fresadoras son maquinas están adecuadas para trabajos específicos, que incluyen por ejemplo, el labrado de ranuras en paralela, donde es posible también el montaje de varios ejes de fresado, que al mismo tiempo permiten la complementación de varias fresa para trabajar en conjunto. Asimismo, es conveniente tener en cuenta que la fresadora horizontal es una herramienta especialmente aconsejada para el labrado de hendiduras o ranuras, en una variedad de formas requeridas. En este caso, la profundidad que deben alcanzar las ranuras es calculable de acuerdo a la diferencia existente entre el radio exterior de separación y el radio exterior que pertenece a la fresa utilizada. De esa manera, es posible comprobar de antemano si la herramienta con que queremos trabajar soporta la potencia indicada por las fresas con que necesitamos realizar las tareas por ejemplo, de hendiduras o ranurado según las dimensiones y profundidad necesaria.

Con ello, se puede fresar desde ranuras, cantos, perfiles, hasta orificios alargados y copiados de modelos. Inclusive, se pueden adaptar a cualquier tipo de materiales, tales como la madera, plástico, metal, acrílico, placas de pladur o durlock, entre otros. Igualmente, para llevar a cabo un procedimiento correcto en este tipo de trabajos y conservar adecuadamente la herramienta principal. Que en este caso es la fresadora horizontal, debemos incorporar algunas medidas de seguridad para la utilización segura de un equipo con éste, pues es recomendable proteger la vista con gafas y la cara con una mascarilla adecuada; manejar la fresadora siempre con las dos manos para mejor apoyo; en principio hacer avanzar la máquina con poca presión e ir aumentado su potencia gradualmente; y después de terminar de ocupar la fresadora, desenchufar todo y por último quitar la fresa empleada porque con cualquier movimiento extra podría engancharse y dañar el equipo.