maquinaria pro  



 

Fresadoras con control numerico

maquina labradora de madera, metal y plastico con control numericoEl conocimiento de las herramientas en varias actividades es muy importante, como por ejemplo, en carpintería, en bricolaje, y en todo ámbito en donde se necesiten ensamblar piezas, o realizar diferentes trabajos, es por ello que quisimos preparar este informe útil para conocer a las fresadoras con control numérico, qué es y para qué se usan. Las fresadoras, son herramientas fundamentales en la carpintería, y hay un variado número de ellas en el mercado para adquirir, pero todo tiene que ver con lo que necesitamos.

Por ejemplo las fresadoras con control numérico, en este caso, que son fresadoras muy modernas que son asistidas por una computadora, que son capaces de realizar diversos movimientos en los ejes a la vez, mediante los motores que poseen que permiten avances ya sea en sus transmisores y en sus cabezales. Con las mejores fresadoras con control numérico se pueden realizar trabajos en tallados de madera de una manera muy sencilla y ágil, así se trate de una madera dura o muy difícil de trabajar. Se utilizan para ello las fresas de acero inoxidable que son las más duras y las que efectúan un efectivo corte en las maderas, especialmente para pisos, tarimas, o revestimientos de exterior. Las fresadoras con control numérico, se las puede conseguir en las grandes ferreterías industriales, o en las casas especializadas en este tipo de herramientas, sean en el comercio convencional, o en la venta online, que es un de las más usadas en los últimos tiempos. Las empresas que las comercializan por Internet, pueden mostrarnos vía online, el más completo catálogo de las fresadoras con control numérico para la actividad que sea, y estas tendrán diferentes valores de acuerdo a la función a realizar.

Las maderas se presentan en placas que en las carpinterías, o talleres de fresados, las trabajan para dar como resultado los muebles que vemos a diario en las mueblerías de todo el país, pero para llegar a esos trabajos terminados hubieron, un sin fin de maquinarias que trabajaron, gracias a los conocimientos de los hombres que se han capacitado para ello. Por ejemplo cuando vemos las ranuras de las puertas y ventanas de nuestra vivienda, se debe a que esas ranuras fueron hechas por fresadoras. Que por cierto las hay en muchas presentaciones, como las de tres ejes, las de control numérico que son las que nos ocupamos aquí, las verticales, las horizontales, las fresadoras de cuatro ejes, las manuales, las simples entre otras. Además, con las fresadoras con control numérico, se pueden dar otras terminaciones a las maderas, por ejemplo, perfilados, biselados con diferentes ángulos, para trabajos especiales. En cuanto a los precios de estas máquinas fresadoras, diremos que oscilan entre los quinientos y mil quinientos dólares según las dimensiones de las mismas, y los trabajos que deberán realizar.

Si quieren saber cuáles son sus partes fundamentales, podemos comenzar diciendo que estas tienen un interruptor de bloqueo de conexión, desde luego la función electrónica para elegir el número de revoluciones, seleccionar la profundidad que se desea trabajar, poseen columnas guía para ajustar los cortes y ranuras, y desde luego el motor que pueden ser de 500 a 900 watts. Con respecto al diámetro de estas máquinas muchas veces, son de gran porte, y otras solo se trata de fresadoras de mano, así que se deberán tener en cuenta espacio para colocarlas en el taller. Las fresadoras con control numérico, determinarán las posibilidades de movimientos que esta tendrá, y a mayor cantidad de controles numéricos mayores serán las posibilidades de los movimientos a realizar. Por ello es que se las clasifica según los ejes. Las de este tipo son las que se usan en los casos en los que se necesitan trabajos que requieren formas de cierta complejidad, y que deben ser manejadas por el personal que sabe hacerlo. A diferencia de las fresadoras simples que son usadas para trabajos de producción simples, como pequeñas ranuras, o canaletas en pequeños trozos de maderas.