maquinariaPRO
 

Funcionamiento de las calderas de calefacción

Maquinariapro » Maquinas » Calderas de calefaccion

 

En MaquinariaPro hemos hecho referencia a los diferentes usos de las calderas, especificamos que las mismas no se emplean únicamente para obtener agua caliente sino también como medio de calefacción; en este artículo hablaremos justamente de las particularidades de las calderas de calefacción, aquellas que sólo están destinada a producir calor.

Las calderas de calefacción forman parte de un sistema de vanguardia si analizamos las posibilidades que el mercado nos otorga hoy, la caldera de calefacción estanca de tiro forzado es una de las más populares ya que dispone de un ventilador que recoge del exterior el aire que utiliza para realizar la combustión, una vez hecha dicha acción, envía los gases de dicha combustión al exterior evitando riesgos de contaminación o intoxicación.

La circulación de aire y de los gases de canaliza a través de dos conductos específicos, uno de aspiración y otro de expulsión los cuales son habitualmente concéntricos; este tipo de calderas de calefacción ofrece una mayor seguridad para el usuario debido a que el circuito de combustión no tiene incidencia alguna en la atmósfera local en donde se encuentra ubicada. Esto hace que dicho artefacto carezca de limitaciones a la hora de buscar su ubicación en la dependencia, el mismo puede estar tapado, oculto o incluso dentro de un armario; otra de las ventajas de este equipo radica en el mejor control de la combustión al no existir fluctuaciones en la entrada de aire, efecto que implica un mayor rendimiento.

calderas-de-calefaccion-modelosSi tenemos que describir las características principales de las calderas de calefacción, decimos que las gamas incluyen potencias muy amplias, desde 17 a 35 KW, aunque las calderas mixtas con producción instantánea normalmente se sitúan entre 24 y 28 KW; desde del punto de vista energético, son preferibles los sistemas que poseen acumulación, es así como nos garantizamos que la caldera funcione de manera continua. En la producción por acumulación, es el termostato quien enciende el equipo cuando detecta que existe una disminución de la temperatura del agua almacenada; para un calentamiento instantáneo se requiere de una potencia elevada algo que muchos aparatos no pueden lograrse sin dañarse, pero las calderas de tiro forzado están diseñadas para conseguir una excelente climatización en pocos segundos. Algunos modelos incluyen depósitos de acumulación integrados en el propio aparato, pero no todos estos modelos cuentan con los mismos niveles o límites de acumulación; cuando las necesidades de calefacción son muy elevadas es necesario procurar la instalación de un depósito exterior.

Mantenimiento de las calderas de calefacción

calderas-de-calefaccion-mantenimientoTener una caldera de calefacción supone muchas ventajas pero también requiere de un control y mantenimiento como cualquier otro aparato, en especial si se trata de un electrodoméstico que necesitamos para nuestro confort; se recomienda que para quienes no deseen invertir mucho tiempo en tareas de limpieza, instalen una caldera de calefacción de tipo mural con ubicación horizontal, de esta forma sólo se debe limpiar los componentes para evitar que se produzca cualquier tipo de daño.

El mantenimiento de los calefactores no sólo nos garantiza una eficiencia en su rendimiento, sino también una prolongada vida útil, pero antes de realizar cualquier tipo de trabajo de limpieza es necesario que se proceda a cortar la tensión de red del artefacto además de cerrar la llave de gas (siempre que el artefacto se alimente de esta fuente de energía). Muchos se preguntarán cuáles son los utensillos que debe emplearse para llevar a cabo dicha tarea, decimos que necesitaremos únicamente un cepillos con cerdas no metálicas, su tamaño dependerá de las dimensiones del equipo, claro está. Los componentes de la caldera de calefacción que deben higienizarse minuciosamente son el quemador, el ventilador, los electrodos, el bloque de calor y la tapa como el panel de mandos.

A los electrodos se los debe examinar y limpiar, en caso de que notemos que existe un desgaste en ellos, no debemos dudar en reemplazarlos. Las láminas y las toberas son el corazón de la caldera de calefacción, de alguna forma hacen que ésta realice correctamente su trabajo, por ende hay que cerciorarse de que no existan elementos que los obstruyan; el ventilador debe limpiarse frotándolo con cuidado para no obturar la toma de presión. Al margen de esta limpieza, cualquier avería que se haga presente debe dejarse en manos de personal especializado, en lo posible de la empresa fabricante