maquinariaPRO
 

Operación del camión grúa

Maquinariapro » Maquinas » Camion grua

 

El camión grúa es, como ya se anticipa desde su denominación, un camión al cual es posible anexarle una grúa, como en ciertos modelos, donde la misma se coloca detrás de la cabina de control, una de las partes fundamentales de las grúas en general.

Este camión, además, es conocido también con el nombre de camión pluma autocargante (el caso opuesto sería el de la grúa autopropulsada) que utiliza esa pluma que posee como medio para efectuar la carga y descarga de la mercadería en cuestión. La operación del camión grúa no se constituye en una tarea sencilla, es más, se ofrecen cursos de preparación de futuros operarios por lo engorroso que puede resultar el manejo de dicho camión y para concientizar acerca de los riesgos que conlleva. Es decir, hay que tomar numerosos recaudos en los movimientos, con el objetivo de realizar el trabajo lo mejor posible y al mismo tiempo evitando cualquier clase de riesgo que pueda surgir por motivos que mas adelante detallaremos. En primer lugar, hay que pensar en el momento de elevación de la carga que se porta, puesto que es una de las instancias más peligrosas y, por ende, una instancia que requiere de suma concentración por parte del conductor u operario del camión grúa. Durante la elevación, el camión grúa debe encontrarse fuertemente asentado sobre un terreno horizontal y con todos los gatos extendidos de forma adecuada para que las ruedas puedan quedar en el aire. Ahora bien, en muchas oportunidades el camión grúa opera en terrenos desnivelados o llenos de baches y de barro. Cuando el operarion enfrente una situación semejante, deberá tomar esos mismos gatos y calzarlos firmemente en el terreno.

camion-grua-tiposEn el caso del desplazamiento de la carga  - horizontalmente - el operario también deberá adoptar una postura de extrema atención porque pueden existir líneas eléctricas en áreas próximas al lugar donde se está operando el camión grúa. Si esto no se tuvo en cuenta y se produjo el temido contacto con una línea de electricidad, entonces el operador deberá hacer lo siguiente: tendrá que permanecer en la cabina de control sin llevar a cabo ningún movimiento brusco hasta que ya no haya tensión en la línea eléctrica o hasta que el contacto con la línea sea absolutamente nulo. En caso de que ninguna de estas cosas ocurra, entonces el operario no tendrá más remedio que abandonar el camión grúa, sin otra opción que salir con un salto del mismo. 

Camión grua: cuidado en el montaje y desplazamiento de la carga suspendidacamion-grua-montaje

Ya nos referimos a las precauciones que hay que tomar cuando se esté realizando un desplazamiento horizontal de la carga, ahora es el turno de señalar otro tipo de desplazamiento: aquel que la grúa realiza con carga suspendida.Este tipo de movimiento es considerado como extremadamente peligroso. Sin embargo, hay casos en que porque el trabajo lo exige, no queda otra alternativa que llevarlo adelante, a pesar de su complejidad. Si este tipo de tarea es imperativa, entonces hay un número de reglas que deben seguirse para que el peligro no se transforme en un accidente concreto. El primer paso a seguir cuando se realiza un movimiento en el que la carga se desplaza de forma suspendida es el de poner la pluma en la dirección de la marcha del camión grúa. Dicha pluma, además, no puede ser utilizada de manera extendida, puesto que se recomienda usarla de la forma más corta posible. Cuando se esté operando el camión grúa hay que evitar, dentro de lo posible, todo tipo de proceder repentino, ya sea una parada de golpe o bien un arranque de golpe. En cuanto a la carga, ésta debe ser guiada por medio de cuerdas y debe ser mantenida al nivel más bajo que sea pueda. Por último, y con respecto a los gatos, los mismos tendrán que llevarse portados o recogidos.

En cuanto a otra instancia del trabajo de operación del camión grúa – estamos hablando de la de montaje y desmontaje de ciertos tramos de la pluma – aquí la actitud del operario deberá ser la de realizar la tarea pero evitando en todo momento situarse justamente debajo de la pluma de la grúa. Otro de los riesgos que se corre operando cualquier tipo de grúa y, por extensión, también de un camión grúa, es el de quedarse atrapado entre los distintos elementos de la grúa en sí o entre la mercadería que la misma se encuentra trasladando. En el caso del camión grúa, se puede llegar a producir un encierro muy común: entre la parte giratoria y el chasis. Para prevenir este infortunio, será preciso que nadie se ubique en el radio de acción donde se encuentra operando la máquina. De esta forma, las chances de que se produzca el encierro serán mucho menores.