maquinariaPRO
 

Historia del estetoscopio

Maquinariapro » Maquinas » Estetoscopio

 
El instrumental de medicina no solo se clasifica como necesario sino que muchas veces resulta sorprendente, uno de los elementos que forma parte de dicho instrumental es el estetoscopio; para aquellos que no están muy familiarizados con el término, decimos que se lo conoce también con el nombre de fonendoscopio. El estetoscopio se utiliza mucho en la medicina, enfermería y veterinaria para poder escuchar los sonidos internos del cuerpo del ser humano o animal; por lo general los médicos los utilizan en la auscultación de los latidos del corazón o los ruidos respiratorios; en ocasiones menos frecuentes, se emplean los estetoscopios para oír ruidos intestinales o soplos por flujos anómalos sanguíneos. Desde el inicio de la medicina, se le ha dado gran valor a la regularidad de los latidos del corazón, así como el significado de otros sonidos del cuerpo, como el de los pulmones; en los comienzos de la medicina, para auscultar a un enfermo, el médico apoyaba su cabeza en el pecho del paciente.

estetoscopio-cuerpoEsta modalidad arcaica solía presentar varios problemas: en las mujeres, se producía una situación vergonzosa e incómoda; en el caso de enfermos obesos, no era posible escuchar debidamente y en situaciones en donde el doctor tenía que lidiar con personas no muy cuidadosas de su aseo, era una situación desagradable para ellos. Fue Laennec quien en 1816 inventó el estetoscopio, se acordaba de que el sonido se transmitía a través de algunos materiales; es así como diseñó una especie de trompeta con un papel y luego la apoyó en el pecho de un paciente. Después de realizar esta prueba, Laennec continuó con sus investigaciones para poder perfeccionar el aparato, investigó las características de los diferentes materiales y finalmente hizo un cilindro  ahuecado de haya, de pie largo, con dos partes de fácil adaptación de los cuales uno de ellos se ensanchaba adquiriendo la forma de una trompeta.

estetoscopio-tiposTipos de estetoscopios

El estetoscopio que conocemos hoy es no es muy diferente al original aunque debemos resaltar que es de metal, biauricular y posee un receptor de sonidos junto con dos tubos de goma para los oídos. En conclusión decimos que estetoscopio nos permite la ampliación de la energía sonora producida por los ruidos del organismo, de esta forma se consigue mostrar los fenómenos producidos por el cuerpo sin deformación alguna lo que permite al médico obtener datos vitales para luego elaborar un diagnóstico exacto.

El estetoscopio se hace conocido cuando el mundo comienza a evolucionar tecnológicamente, en especial cuando las amplificaciones de sonido hacen su aparición mediante el uso de campanas. Dentro de los diferentes tipos de estetoscopios tenemos el “estetoscopio de Pinard” creado por el eminente obstetra del mismo nombre; este aparato posee una campana de madera de inspiración musical, es decir, se ha confeccionado pensando en los elementos de viento. Los estetoscopios tradicionales son los que nos permiten escuchar los sonidos dentro del interior del organismo: a nivel cardíaco (soplos, presión arterial), a nivel pulmonar (aparición de roncus, crepitancias, sibilancias, etc), a nivel abdominal (ruidos peristálticos). Los tipos de aparatos varían según su diseño y material, actualmente existe una gran variedad de marcas y modelos pero en general el largo promedio es de unos 70 cm; los hay pediátricos, cardiológicos, clásicos, electrónicos y veterinarios, entre otros.

El que está ganando más terreno con respecto a los otros modelos es el estetoscopio electrónico ya que presenta una mejora significativa al tipo original; posee una mayor respuesta a la frecuencia, una mejor sensibilidad al sonido y un control de volumen para poder disminuir el nivel si el sonido es muy fuerte o molesto para el oído de los seres humanos.

Los estetoscopios electrónicos funcionan con baterías recargables, son muy prácticos y fáciles de entender, puede ser usado incluso para detectar ruidos de máquinas como por ejemplo, válvulas de los ventiladores, rodamientos, bombas, etc; esto lo convierte en una herramienta eficiente para la detección de ruidos y vibraciones. El nivel de tecnología ha afectado, y lo sigue haciendo, hasta los aparatos más pequeños y que, en ocasiones, se consideraban insignificantes o sin posibilidad de progreso; no nos sorprendamos si el día de mañana los estetoscopios son mucho más pequeños, accesibles y precisos.