maquinariaPRO
 

Usos de las plataformas eléctricas

Maquinariapro » Maquinas » Plataformas electricas

 

Cuando en el centro de las ciudades, donde se advierte que el espacio es sumamente limitado y además los terrenos no son para nada económicos, se quiera efectuar la construcción de diferentes edificios (por ejemplo, con fachadas acristaladas y con muros llamados “de cortina”), se requiere una limpieza que es casi imposible efectuar desde el sector interno del edificio que se está erigiendo a excepción de que contemos con una plataforma eléctrica.

Por esta razón, este tipo de construcciones que por lo general se destinan a las oficinas así como también a los grandes almacenes, pueden poseer una climatización con ventanas fijas o bien no contar con la necesidad de éstas. Es decir, el entretenimiento de la fachada debe realizarse desde el lado exterior. Bajo este punto de vista, se recomienda no utilizar escaleras, independientemente de si las mismas son fijas o móviles. Tampoco se aconseja emplear andamios, no importa si son del tipo manual o de la clase de los tubulares.

plataformas-electricas-pequenasDesechadas estas opciones, dado que no son lo suficientemente resistentes y seguras, queda una sola posibilidad que se eleva como la mejor y la más recomendada: la plataforma eléctrica también conocida como plataforma con mando eléctrico. Este tipo de equipo tiene la capacidad de suspenderse desde puntos fijos e incluso también desde una carretilla que se desplaza por toda la cubierta del edificio. Veamos a continuación cuáles son sus principales componentes.

Descripción de las plataformas eléctricas

plataformas-electricas-movilesLas plataformas eléctricas son empleadas para trabajos en grandes alturas (como el caso de los mantenimientos, las labores ornamentales o decorativas y las limpiezas de las fachadas de los edificios) se encuentran constituidos por una serie de elementos básicos, que por lo general están presentes en la mayoría de los modelos a los que se puede acceder. Uno de esos elementos es la carretilla. Se trata del componente portante del equipo total y se encuentra constituida por un chasis, que a su vez es resistente y se encuentra montado sobre ruedas, que son en su mayoría ruedas motrices.

Sobre ese mismo chasis llamado “de basa” podemos acceder a una carcasa elaborada en metal. Dicha carcasa de la plataforma eléctrica contiene un tambor cuya función es la del arrollamiento de cables, el motor principal encargado de la elevación, los motores usados para la traslación, los sistemas de frenado, el armario eléctrico y todos aquellos elementos de la máquina, que muchas veces pueden variar según el modelo que se elija.

Hay un modelo de plataforma eléctrica, por ejemplo, que está destinado a tareas de elevación. Por esta razón, dicha máquina cuenta con dos brazos de los cuales se va a suspender una barquilla. Estos brazos tienen una longitud de 2,5m, aproximadamente y están enteramente realizados en chapa de acero de unos 3 o 4mm. Los mismos pueden ser tanto fijos como móviles. En el primer caso, no tienen movimiento de aproximación a las fachadas correspondientes. En el segundo caso, los sistemas de accionamiento que poseen son hidráulicos o realizados a través de un husillo que es movido por un motor eléctrico. En el extremo, por otra parte, portan unas cabezas con capacidad giratoria que se encuentran montadas sobre rodamientos, con la presencia de unas poleas denominadas “guía-cables” que tienen unos 200mm. de diámetro.

Componentes esenciales de las plataformas eléctricas

plataformas-electricas-modelosLas cabezas de las plataformas eléctricas permiten que se lleve a cabo un giro de 180º (o cercano a este) de los brazos, siempre en relación con toda la carretilla. Aquellos modelos considerados como antiguos u obsoletos contaban con unos brazos fijos que carecían de esas cabezas móviles. De esta forma el movimiento de la barquilla se encontraba sumamente limitado en todo lo referente a las operaciones de entrada y salida a la fachada, que justamente se podían conseguir gracias a los desplazamientos de la carretilla por todas las raíces auxiliares.

Otro de los elementos con los que nos podemos encontrar en las plataformas eléctricas son los cables de sustentación. Se trata dos cables independientes de acero de unos 9 milímetros promedio. Cada uno de ellos debe ser sujetado por un extremo a la estructura de la barquilla, gracias al empleo de cuñas o abrazaderas, y por el otro extremo se lo debe sujetar al tambor de arrollamiento, también empleando un sistema de características similares al anterior. En cuanto a la barquilla, la misma se encuentra conformada por una plataforma resistente y cerrada en la totalidad de su contorno por un guardacuerpos. Está construida a partir de una estructura de tubos realizados en acero, al tiempo que se la reviste en chapas, pero de materiales más ligeros. En su interior pueden incorporar un panel de mandos y en su extremo inferior se encuentra suspendido un anillo perimetral, que funciona como dispositivo de seguridad, puesto que desconecta la máquina en el momento en que la barquilla detecta algún problema en el desplazamiento.