maquinariaPRO
 

Silenciadores para armas

Maquinariapro » Maquinas » Silenciadores

 

En su versión on line dice el diccionario de la RAE que silenciador es el dispositivo que se acopla al tubo de salida de gases en algunos motores de explosión, o al cañón de algunas armas de fuego, para amortiguar su ruido.

Comenzando por esta última entrada, silenciadores de armas de fuego, se centra la función del dispositivo en amortiguar el ruido del disparo, en este caso el concepto se define en su totalidad por su aplicación: es un dispositivo de forma cilíndrica, con longitud y diámetros variables que acoplado por rosca o un mecanismo del tipo bayoneta, a la salida del cañón del arma de fuego suprime o reduce el ruido del disparo. El sonido del disparo, que llega a ser de 192 decibeles termina siendo amortiguado o casi anulado por el uso de silenciadores. En el caso de los usos en armas de fuego, los fines son variables, desde la modalidad de usar silenciadores en los disparos de tipo deportivo para no ahuyentar al resto de las presas hasta los eventos de fuerzas de elite y grupos tácticos donde las operaciones se desarrollan con absoluta discreción y cautela con silenciadores en las armas para no alertar a los oponentes.

silenciadores-armasLamentablemente, las mafias también implementan los silenciadores con fines criminales. En el caso del uso de los silenciadores en eventos de caza, en algunos países se ha vuelto obligatorio a los fines de evitar la polución del entorno por el ruido. El fin primordial es contener lo más posible la onda sonora producida por la violenta inflamación de gases que produce la explosión. El uso de los silenciadores en armas de fuego se origina con la creación de armas de fuego ‘modernas’ en el siglo XIX. Son distintos los modelos y calibres desarrollados hasta el patentamiento del modelo creado por Sir Hiram Pierci que es del diseño más conocido. El mismo es un tubo cilíndrico con tapas en los extremos, en uno de ellos, se halla un complemento con rosca para acoplar al arma, en su mayoría son silenciadores pensados para los fusiles de batalla. El cilindro en general, tiene varios compartimentos llamados cámaras que poseen en cada cierre arandelas cuya función es la de ser deflectores aerodinámicos. En esas cámaras queda retenido el gas de la detonación que es lo que produce el ruido. No hay silenciadores que anulen el ruido en su totalidad. La efectividad de los silenciadores se relaciona con el tipo de arma, su calibre, la munición y el material con que está construida el arma, y el consiguiente uso al que se destine la misma.

Silenciadores para cochessilenciadores-para-coches

Si pasamos a la segunda parte de la definición de silenciadores o sea aquellos dispositivos utilizados para evitar no sólo menor polución de ruidos en el ambiente sino también de gases tóxicos a partir de la conservación en buen estado de los caños de escape, estamos ante un uso de cuidado y conservación de mejores condiciones de vida. El caso de la contaminación acústica, sin dudar, tiene su origen en la actividad de las personas. El ruido existe desde el principio de los tiempos pero con el correr de los siglos, y como devenir de la revolución industrial que desarrolló nuevas formas de transporte , además de propiciar el crecimiento y la formación de grandes centros urbanos, se acentuó el ruido como problemática urbana transformándose en causa de contaminación. Los silenciadores se encuentran en los vehículos formando parte del caño de escape. Ubicados detrás del resonador, los silenciadores reducen el ruido que genera el motor. Los gases del motor no salen en forma de soplido continuo sino en forma de pulsos que intentan expandirse a mayor velocidad que la del sonido y es ahí donde se genera el ruido típico del escape libre.

A través de una cámara expansora se baja la velocidad al fluir de ese gas y por el silenciador, un laberinto permite bajar de nuevo la velocidad y transformar el gas en soplido de velocidad leve que no genere casi ruido. Al aumentar el número de autos y su consiguiente ruido al rodar, más el hecho de que las ciudades no fueron originalmente pautadas para contener semejante cantidad de personas viviendo y en tránsito, hizo colapsar en muchos casos dicho problema ambiental: accidentes de auto cada vez más frecuentes, sirenas de sistemas de emergencia, de seguridad, de alarmas, manejo de maquinarias en obras públicas, etc.

En particular, el uso de silenciadores en los automóviles ha permitido paliar la contaminación ambiental aminorando el ruido producido por el caño de escape. Para enfrentar el problema de la contaminación urbana de ruidos es indispensable una planificación de política ambiental y del uso de las tierras alrededor de las rutas. Verificar que los aumentos continuos del nivel de ruido se producen con el crecimiento de velocidad de tráfico y su intensidad, además de la cantidad de vehículos circulantes sin dejar de controlar el uso de silenciadores en los mismos. Planificar significa prever que una forestación alrededor de la ruta disminuye la propalación del ruido, así como también instituir una reglamentación de circulación de vehículos, sea por recorridos predeterminados en el caso de los públicos y días definidos para los privados, por ejemplo, según su número de patente.