maquinariaPRO
 

Amianto

Maquinariapro » Materiales » Amianto

 

Características del amianto

El amianto es también llamado asbesto. Se lo conoce desde la antigüedad por sus características aislantes del calor. Es un mineral muy difundido y extendido en su uso por ser de fácil acceso.

En Argentina, los yacimientos más importantes están en las provincias de Córdoba y Mendoza. Los productores más importantes en el mundo son Canadá, Rusia y Brasil. El asbesto puede asociarse con infinidad de materiales: así con tela, para hacer posible la confección de prendas de vestir de tipo industrial, buzos antiflama, delantales, guantes, manoplas, sogas; si va unido al cartón y al papel se fabrican filtros, difusores de calor para las hornallas de la cocina; junto con cemento (fibrocemento para la construcción), también con caucho, etc. Es sin duda, un material que presume diferentes usos, algunos de los cuales pueden ser para la fabricación además de cintas para frenos y juntas para motores, el interior de planchas, tostadoras, cafeteras, secadores de pelo, entre otros. En materiales afectados a la construcción: fundas para las tablas de planchar, manoplas o guantes de trabajo, etc.

El trabajo con amianto y sus riesgosamianto

Está previsto su uso en la construcción de casas, particularmente en distintas instalaciones, en paneles utilizados para aislar el calor de las paredes o muebles que rodean a las estufas, cocinas y calefones, etc.  Así también, el amianto puede formar parte de los techos, paredes interiores o muros exteriores si han sido construidos con fibrocemento.Existe también la posibilidad de ser usado en  tanques de agua hechos con fibrocemento y cañerías que han sido recubiertas con amianto para aislar el calor. Por otra parte, la mayoría de chapas que forman los techos de algunas viviendas precarias están hechas de fibrocemento y recubiertas con amianto. Los embates climáticos las deteriora, por que las fibras pueden dispersarse y ser respiradas por sus ocupantes. Esto es más que perjudicial para la salud, dado que el amianto es productor de cáncer, por lo que debe ser evitado su uso.

amianto-precaucionesLos distintos tipos de cáncer que se ha comprobado que provoca son: de pulmón, de pleura y de peritoneo. Además provoca fibrosis de pulmón, alteraciones en la piel, y placas pleurales. Es tanto el tiempo que puede transcurrir hasta aparecer los síntomas, hasta treinta años incluso, desde la exposición, que se hace difícil detectarlo antes de que produzca la muerte, teniendo en cuenta además, que una sola fibra que se aspire es suficiente para producir cáncer de pulmón. Por otra parte, los síntomas son muy similares a los de otras enfermedades igualmente graves: fuertes dolores en el pecho, dificultad para respirar, tos persistente, pérdida del apetito y un descenso gradual y severo de peso. Y lo peor de todo, es que no existe un tratamiento puntual y específico que sea en verdad efectivo. Es importante destacar que se sigue investigando y se han realizado significativos avances en el desarrollo de productos alternativos que permitan la sustitución del uso de amianto, por medio de tecnologías de avanzada.

Reglamentos vigentes

En muchas partes del mundo se trabaja con asbesto en terribles condiciones, a cielo abierto, sin máscara, sin elementos de protección, es decir, sin respetar las normas vigentes. Las fibras que se desprenden al cortar las chapas de amianto quedan flotando en el aire y quien primero queda expuesto es el trabajador, aunque también quienes lo rodean. El problema reside en que esas fibras son absorbidas involuntariamente del aire si no se cumplimentan las normas de seguridad correspondientes; por ello es necesario que se aspiren mecánicamente las fibras del suelo en el lugar de trabajo y ser tratadas convenientemente como residuos peligrosos. Así deben protegerse los que mantienen y reparan construcciones hechas con amianto o asbesto.

amianto-construccionPara trabajar el asbesto como corresponde es obligatorio el uso de una máscara conectada a un tubo de oxigeno y poder así respirar aire puro, y además, ubicar la mesa de trabajo en un ambiente totalmente aislado del exterior para que las fibras no se dispersen. Lo mismo ocurre con aquellos trabajadores que efectúan la demolición de un edificio que contenga asbesto en sus instalaciones, por ello el retiro en este caso debe ser realizado por una empresa especializada y registrada bajo normas ISO, que deberá presentar además, el correspondiente plan de trabajo ante la autoridad competente.  Es importante destacar que en Argentina existe una ley nacional que ha prohibido el uso en todas sus formas del amianto, en las seis formas que aquí se conocen y se comercializaban, y por su peligrosidad ha sido declarado de interés prioritario el detectar el uso prohibido del mismo, así como la penalización de ese uso indebido.