maquinariaPRO
 

Barandillas de escalera y balcones

Maquinariapro » Materiales » Barandillas

 

Una barandilla es un pretil o baranda (también conocida con el nombre de antepecho) formado por pequeñas columnas (balaustres) de distintos materiales (madera, por ejemplo) y por un listón de hierro – o barandal – que sujeta los balaustres.

El uso que se les da a las barandillas es el de sostén, como en el caso de las escaleras, donde funcionan como pasamanos para asegurar el ascenso o descenso por la misma. También las barandillas las encontramos en los balcones con una función similar. Son, en definitiva, vallas de madera, de acero inoxidable o de hierro que sirven de apoyo en balcones, escaleras y otros lugares similares. De hecho, hay palacios que cuentan también con trabajados diseños en sus barandillas, muchas de ellas elaboradas en mármol. La barandilla tampoco le es ajena al mundo de la religión, ya que están diseñadas como elementos protectores del sagrario e incluso separan a éste del resto de la iglesia. Otro de los nombres que recibe es el de barandilla de comunión (o barandilla de altar), ya que es el lugar donde se arrodilla el sagrario en el momento en el que recibe la Sagrada Comunión. En este ámbito, generalmente se la construye en madera tallada o también en metal o mármol. Su altura promedio es de 75 cm.

barandillas-escalerasDentro de de las funciones que cumple una barandilla hay una que se erige como primordial: la de prevenir una caída, no solo en los balcones o escaleras sino también en obras de construcción en lo alto, donde se corren diariamente riesgos de accidente. En esta situación la barandilla cumple un notable rol preventivo, razón por la cual se la conoce también como guardacuerpo o como  barandilla de seguridad, puesto que tienen como fin el de proteger una caída al vacío. Sin embargo, es importante la forma en las que éstas se disponen. Las mismas evitan todo riesgo de caída cuando están colocadas a lo largo del techo, cornisas y aberturas en los pisos y en los techos. Lo que se aconseja es que las barandas sean colocadas en los costados externos de la zona de trabajo cuando se está a más de siete y medio pies de altura. Cuando la altura es inferior, ya las barandillas no son necesarias. Por el contrario, se las reemplaza con un equipo diseñado específicamente como protector de caídas. Estas barandillas utilizadas en obras de construcción generalmente están hechas de madera y cuentan con tres rieles: uno superior, uno medio y uno inferior. El primero está construido de 2x4 con 4 pulgadas de ancho. El segundo de 1x6 pulgadas y el último, de 4 pulgadas de alto. Lo que hay que tener en cuenta es que las barandas sean colocadas con gran proximidad a la orilla y que los postes y puntos medios que las constituyen soporten un peso de 200 libras.

Partes esenciales de las barandillasbarandillas-partes

Una barandilla está compuesta por lo siguientes elementos: la barandilla propiamente dicha, el montante, el rodapié y listón medio. La barandilla en sí es una barra superior lisa que garantiza, una vez tomada, la sujeción y prevención de caída. Como ya se ha señalado, las barandillas están construidas en madera y en hierro (entre otros materiales), su resistencia tiene que corresponder a los 150 Kg. por metro lineal y su altura debe ser de 80 cm. a partir del nivel del suelo. El montante, otro de los componentes de la barandilla, es un elemento vertical donde se asienta la barandilla, el rodapié y el listón medio. En el caso de este último, se lo denomina medio o intermedio justamente por su ubicación. Dicho listón está ubicado entre el rodapié y la barandilla. Su rol es el de ofrecer una segunda protección, puesto que evita que el cuerpo de una persona sobrepase la barandilla. Por último tenemos al rodapié, también conocido como plinto, el cual está colocado sobre el suelo con el fin de impedir la caída de los objetos con los que se está desempeñando el trabajo de construcción.

La altura mínima que debe tener el rodapié es de 15cm sobre el nivel del suelo. Es imperativo que esté formado por un elemento plano y de gran resistencia (muchas veces se recomienda una tabla de madera, que ofrece ambas características) cuya altura no debe superar los 30cm ni ser superior a los 15. Se exige, para garantizar definitivamente una máxima protección, que los elementos componentes de la barandilla sean de materiales rígidos y fuertes, para que su función preventiva pueda llevarse a cabo satisfactoriamente.