maquinaria pro  



 

Precios de taladros

valores de perforadorasPara aquellas personas que realizan trabajos en el hogar tener un taladro resulta algo casi fundamental. Sin embargo es verdad que en algunos casos estas máquinas pueden tener costos elevados, lo cual puede restringir el acceso a personas con un presupuesto acotado. A continuación daremos algunas pautas en relación a qué es lo que constituye el precio de los taladros y cómo conseguir las mejores ofertas. Por lo general una de las mejores opciones para darnos cuenta de los precios promedio de los taladros en el mercado es efectuar una comparación. Hoy en día la forma más rápida y fácil de comparar es a través de internet. La web nos da la posibilidad de obtener datos rápidos y concisos acerca de los diferentes modelos de taladros, todo esto en una misma web. Las páginas que nos proporcionan esta opción son los portales de venta de productos online. Aquí más allá de obtener los precios y las opciones de financiación también podemos obtener las especificaciones técnicas de cada taladro.

Uno de los principales factores que condiciona el precio de un taladro es su potencia. Debido a que no todas las paredes tienen la misma densidad ni la misma resistencia, no todos los taladros podrán funcionar en todas estas superficies. En las especificaciones técnicas el dato de la potencia será uno de los que más resaltados estará. Más allá de esto, algo que complejiza el taladro y aumenta sus precios es la cantidad de velocidades del mismo. Por lo general un aumento en la cantidad de velocidades de cada taladro hace que podamos realizar un trabajo co el nivel de precisión ideal. Tener un taladro con muchísima potencia es ideal cuando la necesitamos, sin embargo también es importante que esta potencia pueda graduarse cuando la misma no se necesita. Aquí es que hablamos de diferentes velocidades como un aspecto beneficial.

El precio del taladro también se verá determinado de acuerdo a la cantidad de puntas que el mismo traiga. Lógicamente no todos los agujeros so iguales, por lo cual los mismos no se pueden realizar todos con la misma punta. Algunos modelos más básicos de taladro no vienen con puntas extra o traen una o dos. En cambio los taladros más completos traen todo tipo de puntas, así como una guía en relación a los métodos para lograr la mejor utilización posible de cada una de ellas. Para aquellos que necesitan el taladro para tareas básicas, muchas veces el hecho de incluir tantas puntas y gastar más en el momento de la compra puede parecer innecesario. Por lo cual este tipo de clientes deciden comprar las puntas a medida que las van necesitando. Sin embargo aquellos que ya saben que le darán al taladro usos muy diversos pueden beneficiarse de la compra de las puntas de manera temprana, ahorrando una cantidad de dinero bastante significativa.

Otro hecho que determinará también el precio del taladro es la fuente de alimentación del mismo. Por lo general los taladros que se conectan mediante un cable a la fuente eléctrica tendrán un precio ciertamente más reducido que los taladros que se utilizan mediante baterías. La batería nos da la posibilidad de tener una gran movilidad con el taladro, pudiendo trabajar en lugares considerados “recónditos”. El cable, en cambio, siempre limitará nuestras posibilidades de movernos. Aunque el hecho de tener un taladro a baterías es más cómodo, es verdad que si la batería se nos acaba y no tenemos otra para reemplazarla en el momento no podremos seguir utilizando la herramienta. En cambio el taladro eléctrico en este caso garantiza un suministro continuo de energía, salvo en el caos en que sobrevenga un corte de electricidad. Para evitar una discontinuidad en la utilización de los taladros a batería será muy importante que podamos comprar una batería de repuesto y que podamos tenerla siempre cargada y cerca nuestro de manera de poder continuar usando el taladro en cualquier circunstancia. Un taladro a batería con una buena planificación de uso (batería de repuesto) puede garantizarnos el hecho de seguir trabajando ante cualquier circunstancia, como puede ser un corte de la energía eléctrica.

En relación al diseño, podemos decir que los taladros livianos por lo general suelen ser más caros que los taladros pesados. Actualmente la vanguardia en diseño de taladros implica modelos ultralivianos y ergonómicos que ayudan al trabajador a realizar la tarea. Realmente es importante pensar en este punto debido a que habrá un operario que tendrá que cargar el taladro durante todo el día en el caso del uso profesional del mismo. Por esta razón la tendencia es que cada vez estos aparatos se hagan con piezas más livianas de manera de poder hacer su utilización cada vez más simple y cómoda. La utilización de estos nuevos materiales se traduce, sin embargo, en aumento en los precios de los taladros. Finalmente como dijimos al principio, antes de comprar hay que comparar. ¿Pero qué importa al comprar los precios de los taladros? Lo fundamental será poder observar las características de cada producto para poder comparar entre productos similares. La comparación entre taladros de características disímiles puede llevar a conclusiones erróneas.