maquinaria pro  



 

Taladro atornillador

agujereadora con destornilladorEn artículos anteriores hemos hablado del atornillador eléctrico, sin embargo el taladro eléctrico es algo que no ha sido mencionado. De hecho el producto que vamos a presentar es uno que reúne ambas propiedades, las del taladro y las del atornillador. Pero, ¿por qué elegir un producto de este tipo? Una de las principales ventajas es el ahorro de tiempo que el mismo supone. Por lo general las obras que suponen la colocación de tornillos también suponen la realización de agujeros, y si tenemos que cambiar de máquina para realizar esas tareas una tras otra la pérdida de tiempo será realmente grande.

En cambio en el caso del taladro atornillador, el mismo solamente requerirá un cambio de cabezal. El aparato viene con los cabezales indicados tanto para perforar como para colocar tornillos. Para perforar por lo general existen diferentes opciones de acuerdo al agujero que necesitemos hacer, por lo cual el aparato suele venir con diferentes cabezales y con la posibilidad de incorporarle otros adquiridos luego. En relación al funcionamiento del taladro atornillador, el mismo viene por lo general en dos variedades aunque genéricamente lo llamemos eléctrico. El mismos se puede abastecer tanto a través de un cable como de baterías.

La versión que se abastece a través de un cable reduce nuestra movilidad, debido a que nos obliga a estar medianamente cerca de la fuente de energía eléctrica. Si queremos aumentar nuestra movilidad con el taladro atornillador eléctrico una buena opción será poder comprar un alargue del cable original. El alargue es relativamente barato y nos da muchos más metros de libertas que el cable original pudiéndonos desplazar lejos de la fuente de energía. Con respecto al taladro que funciona a batería el mismo es el más económico y nos permite fácilmente tener una buena movilidad debido a que no depende de ningún cable. Cuando compramos este tipo de taladro es importante elegir los modelos con baterías más rendidoras. Una batería rendidora es aquella que tiene una amplia duración sin necesidad de ser recargada. Esto será especialmente importante cuando el uso del taladro atornillador sea intenso: tener que recargar la batería en medio del día será algo que podrá retrasar nuestras tareas.

A la hora de comprar un taladro atornillador también será importante tener en cuenta que el mismo sea medianamente liviano. Cuando los taladros son pesados los operarios se cansan fácilmente de los mismos y esto redunda en que los tiempos para llevar a cabo la tarea se hacen cada vez más largos. Por esta razón es importante seleccionar un modelo medianamente cómodo de maniobrar. En el caso de los taladros que deben conectarse a la fuente eléctrica es importante que cuando cambiemos los cabezales con el fin de alternar entre la función de atornillador y de taladro podamos desconectar el aparato de la fuente eléctrica de manera de evitar cualquier tipo de accidente. Con respecto a la garantía podemos decir que la mayoría de los taladros eléctricos vienen con 3, 5 y hasta 10 años de garantía en el caso de algunos modelos. Conservar el papel con la garantía será algo realmente fundamental debido a que nos dará la posibilidad de obtener el servicio técnico necesario de manera gratuita ate cualquier falla del aparato. Por lo general no es recomendable que el cliente mismo desarme el aparato, debido a que muchas veces el mismo puede resultar realmente dificultoso de volver a armar.

Por lo general estos intentos de explorar el problema de manera casera nunca resulta y pueden efectuar más daño que reparación. Por esta razón siempre es importante acudir a los técnicos capacitados. Lo que sí podremos hacer nosotros como clientes es detectar algunas señales que pueden implicar una falla inminente en el aparato. Por lo pronto una de las cosas que advierten problemas son los ruidos extraños. Si al utilizar el equipo notamos un ruido fuera de lo común lo mejor será poder dejarlo de usar y llevarlo a la revisión técnica. En el caso de la función taladro puede ocurrir que el equipo haga ruido pero que no esté aplicando la fuerza suficiente como para realizar los agujeros. Esto es bastante frecuente y si ocurre tendremos que suspender la utilización del mismo y ponernos en contacto con el fabricante. En conclusión nos parece que si cuidamos el taladro atornillador el mismo puede ser una excelente inversión para quienes trabajan en carpintería, construcción o realizan con frecuencia tareas del hogar. Esta herramienta ayudará a obtener una excelente terminación del trabajo minimizando el tiempo que el mismo nos lleva. Po ejemplo, cuando hablamos de una buena terminación en el caso de la función de atornillador hablamos de una colocación de los tornillos de manera confiable y con un nivel similar de presión en todas las unidades, evitando que las cosas que cuelgan de los mismos cedan.