maquinaria pro  



 

Taladros de mano

agujereadoras manualesLo más práctico para las tareas de su hogar, lo más económico y eficiente, son los taladros de mano, con los cuales podrá realizar múltiples actividades de la manera más sencilla. Son ligeros y manejables, con una rotación simple de derecha a izquierda, pudiendo utilizarse tanto en madera como en metal. Son tan sencillos que cuentan con aire de escape de la palanca para evitar una ruptura de las virutas en el trabajo, y con interruptores de izquierda a derecha para facilitar su manipulación. En nuestro catálogo hallará los más variados modelos de taladros de mano, y los mejores precios del mercado.

¿Cuáles son las recomendaciones para su uso?

Algunos modelos están equipados con dispositivos de simulacros de parada (deslizamiento del embrague) que reducen significativamente el riesgo de fracturas de la mano o la muñeca. En efecto, cuando la broca entra en contacto con un obstáculo en el material a perforar (clavos, tornillos, etc.), el embrague se detiene instantáneamente. Los modelos que nosotros le ofrecemos en nuestro catálogo, poseen esta característica de seguridad. De todas maneras, existen otros modelos que también están disponibles en el mercado, pero tenga en cuenta que no todos los equipos poseen este dispositivo de seguridad del embrague. Le recomendamos que busque esta característica cuando adquiera o renueve su equipo. No hay mejor inversión para usted que la prevención de accidentes, los cuales de producirse terminarían resultándole mucho más costosos que la adquisición de un taladro de alta calidad.

¿Cómo utilizar un taladro de mano?

El taladro es una herramienta eléctrica o a batería ampliamente utilizado por los electricistas o por la gente común para tareas del ámbito doméstico. No es sorprendente que muchos accidentes ocurran durante el uso de la misma. Las lesiones producidas por estos accidentes son causados principalmente en las manos y los dedos, cortes, laceraciones, fracturas cortando los tendones de los dedos, la muñeca, etcétera. Se necesita tiempo para recuperarse de los traumatismos en la mano, con exclusión de la presencia de daño permanente, que en algunos casos incluso cuestionan la búsqueda de una carrera en el sector eléctrico. A las lesiones en las manos y los dedos también se suman los traumas causados por caídas desde escaleras por hacer el trabajo de perforación con los taladros de mano. Finalmente, se da el daño en los ojos causados por la proyección de partículas que se mueven durante la perforación que son también los riesgos inherentes a la utilización de un taladro. Debido al riesgo de lesiones graves asociadas con el uso de perforación con taladros, hay que asegurarse de que los trabajadores utilicen determinados métodos seguros al realizar trabajos que impliquen el uso de esta herramienta.

Le recomendamos siempre usar gafas protectoras y guantes. Observe también las recomendaciones del fabricante para la capacidad máxima de la broca. Use sólo brocas con doble aislamiento. El control de la herramienta con ambas manos usando el mango auxiliar para así, de esa manera, evitar accidentes si la herramienta se bloquea por alguna razón inesperada. Recomendamos también no aplicar una fuerza excesiva para perforar un material duro. Más bien le convendrá reducir la velocidad de la broca. Desconecte la corriente eléctrica antes de cambiar el fusible o alguno de los accesorios, y antes de hacer ajustes de las brocas. No trate tampoco de limpiar una mecha ya que el gatillo puede darle un golpe de electricidad, así que tire de la broca, y luego libere el bloqueo. No coloque las manos en algún lugar cercano a la zona de perforación. Cuando se trabaja con piezas pequeñas, lo más conveniente es fijar una pieza con un clip para impedir que se tuerza o comience a girar inesperadamente. No sujete el taladro con una mano mientras realiza otra tarea en simultáneo. Cuando se perfora desde una escalera, asegúrese siempre de permanecer en posición de equilibrio, con ambos pies estables en los escalones. Evite a la vez trabajar en condiciones poco cómodas o poco recomendables, ya que de su seguridad en la manipulación de la herramienta dependerá el buen funcionamiento de la actividad realizada.