maquinaria pro  



 

Tarimas

tarimasPara poder hablar sobre tarimas, primero vamos a dar una breve explicación de lo que realmente es. Se denomina tarima a una especie de bandeja que sería de carga, es decir, para cargar objetos. Estas se constituyen especialmente, por medio de dos pisos que se unen con unos largueros, entre uno y otro. También pueden hacerse apoyándose en unos soportes o pies; los mismos tienen una pequeña altura similar o parecida a la que tengan las carretillas o montacargas, para que se pueda manipular fácilmente las mercaderías que se tengan que apilar o colocar sobre las tarimas. Existen lugares de fabricación y distribución donde se dedican a construir las tarimas y realizar los empaques que son industriales, respetando las necesidades del cliente, cada uno puede pedir que sea de diferentes materiales tales como de madera de encino o recicladas, también en otras maderas de pino o la que más le guste a cada uno, asimismo pueden usarse maderas mixtas para la construcción de las tarimas.

Asimismo se las pueden hacer a medida, de acuerdo a las necesidades de cada comprador, pueden tener largos, anchos y espesores diferentes y solicitados por cada cliente en particular. También puede decirse que existen otros tipos de tarimas, como las flotantes o también llamadas: suelos flotantes. Estos son aquellos pisos los cuales no fueron clavados ni están pegados al soporte, generalmente para hacer estas tarimas flotantes, se suelen fabricar en maderas diferentes. También se denomina con la definición de tarima, a la parte de un entablado que está más alta. Otras tarimas se hacen de doble lado y de doble capa; estas que tienen dos entradas, son las que poseen tablas de fondo para que el montacargas y la transportadora tengan un mejor manejo. Debajo de la tabla, existe un espacio que es más ancho, por que se usa para que la cantidad de madera y el peso disminuyan, de todos modos aunque sean menos pesadas, igualmente siguen manteniendo las características, de los beneficios físicos de cualquier tarima de doble nivel.

Otro tipo de tarima que se hace, es la de doble lado o de cubierta singular. Esta que se clasifica como de cubierta singular, quiere decir que solo tiene tablas que son superiores, además son no reversibles, es decir que estas tarimas no son usables del revés o del lado de abajo. También se hacen tarimas que no tienen tablas en la parte inferior. A estas otras se las llama resbalones, suelen ser más baratas, ocupan menos lugar al poder entrelazarse, son ideales para construir. Las utilidades que se les brinda a estas tarimas, son para colocarles cargas densas y concentradas, como por ejemplo: terrones, materiales de construcción como ladrillos y otros más que sean duros, que no se aplasten, productos lácteos, papel y cosas parecidas. Luego tenemos las tarimas que son de dos lados y de doble cubierta. Estas otras se hacen con tablas de cubiertas, que están colocadas con espaciados idénticos, tanto en la parte superior como en la inferior, eso permite que se la pueda usar de ambos lados, es decir, que sea reversible.

Es mucho más firme, ya que está construida con más cantidad de maderas, que cualquier otra clase de tarima. Estas son manejables solamente a través de montacargas; y lo mejor de todo es que al tener esa cubierta del lado de abajo, ayuda a que las fuerzas se distribuyan en forma pareja al apoyarse, por lo tanto es muy utilizable esta clase de tarima, para aquellas cargas que puedan ser aplastadas. También nos encontramos con tarimas que son de dos lados, de una cubierta y un columpio. Estas no son reversibles, y se hacen con tablas de cubierta superior, las que sobresalen además, estas son fabricadas con un diseño adecuado para que se usen en los camiones que son de montacargas habituales y con asientos, en transportadoras, en otros camiones que son montacargas y también en cabestrillos de carga. Por último mencionaré como de paso, las otras tarimas que también se construyen. Esto es a modo de información, para no entrar en detalles tan extensos. Se consiguen tarimas de dos lados con dos cubiertas y un ala, que no es reversible. Otras que son de dos lados, de dos cubiertas y con doble ala y reversibles. Y el último modelo de tarima, es la que son completas de cuatro lados, con doble cubierta y no reversible. Hay de muchas formas y modelos para elegir la más conveniente.