maquinaria pro  



 

Tarimas macizas

decks macizosEn construcción se utilizan distintos tipos de maderas, hay una madera para cada situación, estas las maderas de mayor y de menor calidad, algunas mas caras, otras mas económicas, maderas que sirven para la fabricación de muebles finos, maderas para que el trabajo dure toda la vida de alta calidad, las maderas duras son la maderas escasas ya que el árbol tiene un crecimiento más lento que el de madera blanda. La madera es más densa, y tienen un veteado mucho más original. Las maderas macizas son madera más costosa, que vienen de bosques añejos, los árboles frutales pertenecen a este grupo de maderas.

Las maderas blandas son las de crecimiento rápido, es una madera más flexible, son las llamadas coníferas, cuando se pide un presupuesto de un trabajo en madera este es mucho más económico ya que proviene de arboles que abundan. A partir de ahí la clasificación del tipo de madera se da en maderas duras y maderas blandas, por lo tanto las tarimas macizas tendrán origen en arboles duros que aportan una madera de buena calidad. La tarima es una aplicación que se coloca en los suelos, pero no se colocan de manera directa, siempre dejan una pequeña cámara de aire, o de goma, o algún otro polímero, en su colocación la tiene que ser cuidadosamente puesta y el piso prolijamente emparejado. Las maderas están en listones y se van cortando según la forma del piso en donde se tienen que colocar. Hay tarimas macizas que son para interior y otras para exterior, la diferencia radica en la prestación, podemos encontrar maderas como, el ipe, roble, kempas, jatoba, merbau, wengue. Estas maderas conforman el pavimento de alta densidad y consistencia en tablas que son de madera maciza sin ningún tipo de aditivo, como puede ser la madera compensada o la madera tecnológica. Las tarimas son naturales y tienen un rendimiento en años con una durabilidad que las hace superior a cualquier compensado.

Se pueden colocar en zonas de alto transito como en las discotecas o los restaurantes, vienen en tablas y soportan la humedad, las inclemencias del tiempo, etc. como contrapartida lo que necesitan es un proceso de acondicionamiento y una instalación muy cuidadosa, en un trabajo casi artesanal que hace que el precio sea más caro. Sirve como aislante acústico y térmico, hace que los ambientes sean mas acogedores, y son piezas de madera que se colocan delicadamente como el parque. Se necesita usar tornillos para el encastre, así como clips metálicos que sirven para que queden ancladas en el suelo. Se pegan además con cola y se usan tornillos para que queden bien sujetas. No se ponen como tarimas flotantes. Lo que se usa hoy para los exteriores son maderas exóticas, se pueden colocar en exteriores y los instaladores que hagan este trabajo tienen que tener muy buena experiencia. Para colocar la tarima maciza se debe ser muy cuidadoso en los cortes. Existe la tarima maciza que también se llama parque flotante, está hecho en 3 capas de madera maciza y puede tener 6 milímetros de espesor. Es la capa del medio la que reduce los movimientos de la madera, la capa inferior es el soporte, cuando se las encaja ya vienen con la forma macho hembra que es lo que hace el clic, muchas veces ya vienen curadas y barnizadas de fábrica.

Esta puede ser de 1 o 1,5 centímetros, según el tipo de madera que queremos comprar. Son de fácil colocación tienen color natural o ya vienen teñidas, también se las barniza, lo que tienen es que al ser un producto 100% natural no tiene muy buena resistencia a la humedad, hay que pulirlas y realizar el mantenimiento que corresponde. Dentro de los inconvenientes vamos a destacar también que se rayan con facilidad y se dejan colocar como los pisos flotantes, las tarimas macizas se colocan como el parquet en el suelo y algunas veces tienen hasta 2 centímetros de alto, según el tipo de piso que queremos colocar. Si vamos a colocar roble por ejemplo tendremos buena firmeza, un lindo color natural, se puede pulir varias veces, se barniza, quedan en el suelo tan lisas que nos se notan las uniones. Con el paso del tiempo es un piso que comienza a abrirse, o se puede hinchar en algunas zonas. Un piso de madera maciza queda muy bien, pero es costoso, hay que contratar personal especializado. Este tipo de pisos es el más antiguo y duradero de los pisos de madera, se instalan en la forma de largas tablas que se unen en listones con clavos, se hace un trabajo manual y artesanal ya que se pule y se iguala la madera, las tablas de madera son gruesas, se les pasa una lijadora, y tienen como tratamiento protección de barniz. Las tarimas macizas originales en una casa pueden llegar a durar más de 100 años siempre y cuando se las cuide de forma adecuada.