maquinaria pro  



 

Impermeabilizacion de terrazas

aislamiento de azoteasPor lo general los pisos últimos de los edificios terminan en un hermoso departamento pent-house o siempre el último piso tiene en su techo una azotea no transitable o una terraza tipo solárium en donde los vecinos tienen un lugar de esparcimiento inclusive una piscina, algo común que se está dando mucho en las construcciones nuevas de grandes ciudades. Estas terrazas o azoteas tienen que estar impermeabilizadas, pero sucede que uno de los problemas más habituales es que en el piso de abajo comienzan las manchas de humedad como consecuencia de las filtraciones.

Esto es algo común, muchas personas no quieren saber nada de vivir en el último piso, aunque es una reparación que le corresponde al consorcio puede generar ciertos dolores de cabeza. El deterioro de la terraza es algo común. El problema es algo que siempre está latente mas tarde o más temprano, comienza con una pequeña mancha termia con una humedad que se va agrandando, y muchas veces es difícil de detectar el problema, solo personas idóneas saben de este tema, y al final hay que levantar el piso de la terraza completa para que la impermeabilización no quede como parches. De todas formas el que sabe de esto, sabe que existen ciertos puntos críticos en la casa, como ser la zona de solapa, que es la unión del piso y la pared, la zona del resumidero, y las juntas de dilatación en la terraza. Es la parte en donde todos los elementos constructivos traen problemas, llegar a darse cuenta como y donde es un trabajo laborioso y encontrar la falla es lo más importante para saber qué hacer con la impermeabilización. Las impermeabilizaciones se hacen de distintas formas, hay laminas que son telas asfálticas que pueden ser de pvc, o epdm, y cuando fallan el agua filtra por debajo, de la impermeabilización es como que una tela que está arriba comienza a recibir agua y está cortada en algún punto entonces filtrara hacia abajo, corriendo por toda la superficie. Esto hace que pase a la vivienda inferior, se verá por donde filtra pero es muy difícil detectar la rotura de la membrana.

Cuando se colocan impermeabilizaciones del tipo de caucho o poliuretanos aunque la falla este en un punto crítico al agua no correrá debajo de la membrana, esto es gracias al proceso especial que se aplica que es diferente en los otros tipos de membranas, acá no pasa el agua ya que las juntas están en una sola pieza. Hay sistemas que hoy impermeabilizan como el caucho y el poliuretano en donde es posible impermeabilizar la terraza y no hay que levantarla. Nos ahorramos de levantar toda la terraza completa, sacar el escombro, volver a impermeabilizar y colocar nuevamente las baldosas. El acabado puede ser de distintos colores, se puede elegir el blanco, el verde, el color rojizo de las tejas, acabado con muchos colores y colocar las baldosas. Cuando se coloca el caucho en la impermeabilización el piso se levanta 3 milímetros, si a esto se le suma el cemento y las baldosas el total es de 2 centímetros esto depende también de los grosores de las baldosas que vamos a elegir y las irregularidades del suelo de la terraza. Para poder embaldosar hay que usar un cemento de cola flexible, que absorba las dilataciones.

Hay impermeabilizaciones que son transparentes por lo tanto incoloras, todo trabajo e donde se impermeabiliza tiene que tener una garantía del al menos 10 años, hay algunas empresas que se dedican hace años a este tipo de trabajos, lo que hacen es lograr con sus profesionales, el conocimiento y las nuevas tecnologías realizar trabajos con garantía y larga duración. La elección de los productos con que se trabaja también es muy importante, la calidad tiene que ser Premium para logara que el trabajo dure y aunque se pague un poco mas valga la pena. Hay impermeabilizaciones que pueden llevar hasta 7 capas, esto hace que además el lugar se convierta en transitable. Cuando se tiene un techo con baldosas o una carpeta asfáltica, y hay filtraciones hay que pensar en dos cosas, lo primero será retirar las baldosas, lo segundo es realizar una membrana en el lugar por encima de las baldosas. Hay tratamientos que pueden ser combinados, en donde se usa el caucho en donde se consigue con la membrana un espacio transitable, es además impermeable y se puede elegir el color. Lo que hace la membrana es funcionar como si fuera una baldosa, deja el lugar con un aspecto prolijo, e impide que el agua y la humedad sigan filtrando hacia abajo. Basta con una aplicación y se logra que el agua no filtre más. La membrana toma la forma que tiene la baldosa, es además lavable, transitable, dura más o menos 5 años y se usa 1 kilo de producto por metro cuadrado. Esta será una de las alternativas que tendremos para lograr que el agua no pase más.